Dictan la prisión preventiva de los acusados

By |2018-07-19T11:40:41+00:0017 julio, 2018|Vivekayuktananda|

La Capital Mar de Plata (Argentina), 17.07.2018

El juez federal Santiago Inchausti dictó la prisión preventiva para los cinco acusados de integrar una secta religioso-espiritual que mantenía cautivos a varios de sus seguidores en un hotel céntrico.

De esta manera, cuatro hombres y una mujer continuarán detenidos mientras avanza la investigación, encabezada por el fiscal Nicolás Czizick, por trata de persona, reducción a la servidumbre, abuso sexual y tormentos.

El gurú de la secta, un venezolano de 72 años, y su pareja, una mujer de 66, son quienes tienen las acusaciones más serias y están imputados por trata de persona, reducción a la servidumbre, abuso sexual, tormentos y tenencia de armas.

Por otra parte, los otros hombres, entre ellos el conserje del hotel donde funcionaba la secta, están imputados por trata de persona, reducción a la servidumbre y tenencia de armas.

La causa se encuentra bajo secreto de sumario y hay extrema reserva sobre los avances, LA CAPITAL pudo confirmar de fuentes oficiales que el magistrado basó su decisión en que existe riesgo procesal y de fuga de los acusados, por lo que decidió que continuarán detenidos mientras la investigación avanza.

Si bien en los últimos días se han sumado nuevas víctimas a la causa, que han aportado testimonios en el Juzgado Federal, estas imputaciones son sólo por los primeros cinco casos de trata de personas y reducción a la servidumbre que, para los investigadores, están prácticamente probados.

La causa

Tal como adelantara LA CAPITAL en forma exclusiva el miércoles de la semana pasada, el juez Inchausti y el fiscal Nicolás Czizick comenzaron la investigación conjuntamente con Policía Federal luego de una denuncia a fines del año pasado.

En esa oportunidad una mujer refirió haber sido víctima de un grupo o secta con inclinaciones religiosos o espirituales, que se aprovechaba de la situación de vulnerabilidad de las personas y que las retenía en contra de su voluntad.

Esa organización operaba en el hotel ubicado en Diagonal Alberdi al 2500 y la pesquisa logró corroborar algunos de esos datos y sumó otras seis potenciales víctimas.

Al cabo de distintas tareas de inteligencia y testimonios las autoridades judiciales decidieron allanar el hotel el martes 3 de julio, cuando fueron detenidas las 4 personas y rescatadas otras 10. En total, se calcula que hay más de 30 personas fueron víctimas.

Durante el procedimiento se secuestraron numerosa cantidad de armas y municiones.

Finalmente, el 10 de julio también fue detenido el conserje del hotel donde funcionaba una secta, luego de una serie de declaraciones judiciales en las que se lo mencionó como uno de los miembros del grupo que, según la acusación de los investigadores, sometía a sus víctimas.