El Diario.es (España), 29.01.2020

La capilla construida por la vidente Luz Amparo Cuevas en El Escorial se derribará este jueves 30, ejecutando así la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de octubre de 2017, que ratificó la ilegalidad de la infraestructura levantada por la conocida como ‘la vidente de El Escorial’.

El presidente de la Asociación de Víctimas de las Supuestas Apariciones de El Escorial, Juan Carlos Bueno, ha confirmado a Efe que finalmente se ejecutará la sentencia y ha celebrado que con ello “el cuento de la vidente y su maldad se apaga”.

“Tras cuarenta años de abusos, nuestros familiares captados demandan la intervención del Estado y Comunidad de Madrid sobre las Fundaciones de la vidente”, expresa la asociación en su web, donde también expresa su agradecimiento a las entidades de El Escorial “que han culminado el proceso contencioso con la demolición”.

El Ayuntamiento de El Escorial aprobó en junio de 2019 la retirada y el desmontaje de la capilla de la finca privada de Prado Nuevo tras la sentencia firme del TSJM que rechazó el recurso presentado por sus seguidores y el Ayuntamiento de la localidad en el año 2016.

Luz Amparo Cuevas falleció el 17 de agosto de 2012 a los 81 años y sus restos aún permanecen en la capilla que está previsto que se derribe este jueves.

El Ayuntamiento de El Escorial autorizó la instalación provisional de la capilla el 19 de junio de 2012 por un plazo inicial de un año prorrogable.

El caso de la mujer “vidente” salió a la palestra el 1 de junio de 1981 cuando afirmó que en la finca de Prado Nuevo, del municipio madrileño de El Escorial, se le había aparecido la Virgen de los Dolores sobre un fresno.

Cuevas se postuló como el “instrumento elegido por el Señor y la Virgen para comunicar sus mensajes”, una conexión que volvería a reivindicar un centenar de veces y que logró atraer a personas de España y de países como Portugal, Francia, Argentina, México o Italia.

Prado Largo llegó a instalar megafonía para que la “visionaria” representara con su voz los mensajes que afirmaba que recibía de la Virgen, con locuciones grabadas y reproducidas por altavoces.