El Confidencial (España), José L. Lobo, 4.12.2012

Carlos Aguilar, el abogado del prestigioso bufete Albiñana y Suárez de Lezo que defiende al exministro del PP Ángel Acebes en el caso Bankia, representa también los intereses del entramado de fundaciones montado por Luz Amparo Cuevas, la vidente cuyo cadáver reposa ilegalmente en la finca de El Escorial donde supuestamente se le aparecía la Virgen de los Dolores, mientras la Conferencia Episcopal, el Ministerio del Interior y la Comunidad de Madrid hacen la vista gorda.

El Juzgado de Instrucción número 3 de San Lorenzo de El Escorial ha abierto diligencias contra la Asociación Virgen de los Dolores, una de las seis que forman el entramado de la vidente, por un presunto delito contra la ordenación del territorio. La denuncia fue presentada por la llamada Asociación de Afectados por las Supuestas Apariciones, al considerar que la capilla construida en la finca donde Cuevas decía que hablaba con la Virgen ocupa un terreno no urbanizable que goza de protección medioambiental.

El cardenal Antonio Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal, autorizó el pasado mes de abril, cuatro meses antes del fallecimiento de Cuevas, la construcción de la capilla, en cuyo exterior ha sido colocado, al aire libre, el féretro con los restos mortales de la vidente. Los primeros sábados de cada mes, cientos de devotos de ésta -a la que muchos consideran una santa-, peregrinan hasta la finca para rezar, oír misa y ofrecer donativos al entramado de fundaciones y asociaciones creado por Cuevas, que acumula un patrimonio cercano a los 20 millones de euros.

El imputado y la vidente

Acebes prestó declaración como imputado el pasado 23 de noviembre ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia. El exministro y exsecretario general del PP aseguró en su declaración que abandonó la entidad bancaria “totalmente tranquilo” porque la auditora Deloitte nunca planteó objeciones a las cuentas de 2011, que pasaron de arrojar unos beneficios de 305 millones de euros a unas pérdidas de casi 3.000 millones. Al salir de la Audiencia Nacional, un numeroso grupo de afectados por la compra de preferentes le despidió al grito de “¡Bankia, Acebes, devuelve lo que debes!”.

Aguilar, abogado de Acebes, dijo que su cliente fue incluido “de rondón” en la querella contra los gestores de Bankia presentada por UPyD. El letrado de Albiñana y Suárez de Lezo subrayó que el exministro no formaba parte de la entidad cuando en mayo de este año se reformularon las cuentas, cuando se aprobó la fusión de las siete cajas de ahorros que integraron Bankia ni cuando se llevó a cabo su salida a Bolsa. Acebes fue consejero del Banco Financiero de Ahorros (BFA) -la matriz de Bankia- entre julio de 2011 y abril de 2012.

El abogado de Acebes ejerce también la representación legal del entramado de fundaciones y asociaciones de la vidente de El Escorial, al frente del cual figuraMiguel Martínez Pascual, que en su día contrató a Cuevas como empleada doméstica y que hoy gestiona su millonario legado. Ni Aguilar ni Martínez Pascual respondieron ayer a las llamadas de El Confidencial para contrastar y ampliar esta información.

Terreno rústico  

La juez Alazne Basáñez, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de San Lorenzo de El Escorial, investiga ahora por qué el Ayuntamiento de la vecina localidad de El Escorial concedió autorización a los seguidores de la vidente para levantar una capilla en terreno rústico y protegido. La juez, que ha abierto diligencias previas, sostiene que los hechos “hacen presumir la posible existencia de una infracción penal”.

Como publicó ayer este diario, el cardenal Rouco Varela y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, han movido los hilos para que el cadáver de Cuevas permanezca ilegalmente en su actual emplazamiento y este siga siendo un centro de peregrinación al que acuden devotos de toda España, e incluso de otros países europeos. Fernández Díaz y Rouco mantienen una estrecha amistad desde hace más de una década y, el primero, ferviente creyente y muy cercano al Opus Dei, es considerado el interlocutor del Gobierno con la cúpula de los obispos.