AGENCIAS – Alderson – 27/12/1987

Lynette Chillona Fromme, una fanática de la secta de Charles Manson condenada a cadena perpetua por el intento frustrado de asesinar al ex presidente norteamericano Gerald Ford, fue capturada el pasado viernes por la policía, después de una fuga de dos días, cerca de la cárcel de Alderson (Virginia, Estados Unidos).

Fromme, de 39 años, una ardiente seguidora del asesino Charles Manson, de pelo rojizo y con una cicatriz en forma de equis, escapó el miércoles por la noche de la cárcel federal de mujeres de Alderson, en el Estado de Virginia, trepando una valla de 2,5 metros de altura.La policía la capturó el día de Navidad por la tarde en un bosque próximo a la prisión, tras un intenso rastreo en las zonas montañosas cercanas.

Apodada con el nombre de Squeaky (Chillona) por su tono de voz muy agudo, Lynette Fromme hija de un matrimonio de clase media, cumple cadena perpetua después de haber sido detenida el pasado 5 de septiembre de 1975 por el servicio secreto antes de que lograse disparar su revólver contra el ex presidente Gerald Ford cuando éste salía de un hotel en Sacramento, California.

En la cárcel, Lynette Fromme había mantenido correspondencia con Charles Manson, que purga en la prisión de San Quintín una cadena perpetua a la que fue condenado por el asesinato ritual de un grupo de personas, entre ellas la actriz Sharon Tate, en California.

La policía temió que su fuga podía haber servido para contactar a otros miembros de la secta de Manson e intentar liberarlo de la cárcel.

“Lynette ha sido más fanática seguidora de Manson que cualquier otro. Para ella, Manson es Dios”, manifestó Vincent Bugliosi, el ex fiscal de Los Ángeles que procesó al autor del crimen de Sharon Tate. Bugliosi declaró que había visto parte de la correspondencia entre ambos y dijo que las cartas estaban llenas de textos incoherentes que escondían aparentemente mensajes secretos.

Fromme no participó en el crirnen colectivo, pero dirigía al grupo -la llamada familia Manson- cuando Charles Manson y otros tres mujeres fueron detenidos por la policía.

Hace 10 años, Lynette fue trasladada a la cárcel de Alderson desde California.

Ésta no es la primera vez que logró escapar de Alderson una mujer relacionada con el intento de asesinato de Ford. Sara Jane Mome, que disparó dos veces contra el ex presidente en San Francisco 17 días después de la detención de Fromme, se fugó de esa prision en 1979, pero fue capturada rápidamente y trasladada a una cárcel federal en California.

El servicio secreto, que todavía protege a Gerald Ford, tomó medidas precautorias una vez conocida la noticia de que la frustrada magnicida se había escapado de la cárcel de Alderson. Con la captura de Lynette Fromme, ocho miembros de la familia Manson continúan en la cárcel cumpliendo por el múltiple crimen ritual que cometieron en agosto de 1969 y que causó la muerte a Sharon Tate, esposa del director de cine Roman Polansky, y otras cuatro personas.

Manson, de 51 años, cumple cadena perpetua por esa matanza, así como por los asesinatos del tendero Leo Labianca y su esposa, el músico Gary Hinman y el figurante Donald Shea, cometidos también en 1969.