RIDARDO SOCA – Río de Janeiro El País, 27/12/1995

El fiscal general brasileño, Geraldo Brindeiro, ha ordenado investigar a la secta Iglesia Universal del Reino de Dios, después de que la poderosa Rede Glôbo de Televisión transmitiera, el viernes pasado, imágenes que comprometen al jefe del grupo, el autoconsagrado obispo Edir Macedo. En el vídeo, que fue entregado a la Glôbo por un pastor disidente, Macedo enseña a sus acólitos cómo arrancar más dinero de los fieles y llega a burlarse de la credulidad de la gente. «Ustedes tienen que ser los superhéroes para el pueblo, los valientes, los machotes», dice a sus pastores. En sus sermones, el obispo enseña que el reino de Dios empieza ya en este mundo, y que si los, fieles son suficientemente generosos con la Iglesia, el Señor los recompensará con prosperidad y riqueza. Macedo dejó claro ayer que la prosperidad depende de qué donaciones se le hagan, y sugiere que en un sobre datado 1996, año de oro se metan al menos 100 reales (unas 13.000 pesetas).»Si un predicador es humilde, nadie le dará nada. Nosotros ofrecemos un espectáculo, y si es preciso hasta damos vueltas de carnero. ¡Es así que se recauda dinero!», dice el obispo en el vídeo. Macedo impresiona por sus recursos dramáticos. El público, sacudido entre exhortaciones violentas y prolongados silencios, permanece sobre ascuas. Antes de pedir dinero, el obispo se arrodilla, grita, llora copiosamente y se proclama caballero de la lucha contra Satanás. Estimulada por la elocuencia de Macedo, la generosidad de sus fieles le permitió en pocos años construir un imperio que incluye una red de televisión, una docena de radios y más de 2.000 templos en Brasil, además de los de Argentina, EE UU, Centroamérica y Portugal. El sábado pasado, después de ver los vídeos, una pequeña comerciante fue a pedir la devolución de todos sus ahorros, unos 3.000 dólares. La respuesta fue terminante: «Vaya a pedírselo al Señor». Respuesta propia de quien a menudo exhibía el lema «Dios compensa a quien da con alegría», o el consejo: «Si puede dar 10.000, no dé 5.000».