EFE – El País, Barcelona – 06/09/2003

Un juzgado de Barcelona ha procesado al líder y a seis supuestos miembros de la secta Energía Universal y Humana, que predicaba el fin del mundo, a los que se les imputa los presuntos delitos de estafa y asociación ilícita.La juez señala que “se han practicado suficientes diligencias para formular acusación” contra el líder espiritual de la secta en España, el norteamericano de origen vietnamita Curtis Cao Duy, que, junto a otros supuestos integrantes del grupo, fueron detenidos en febrero de 2000 en Barcelona y Tarragona.

A los pocos meses de su detención en España, Curtis Cao se marchó a Francia, país en el que también estaba siendo buscado por la justicia, por lo que acabó en prisión, aunque luego quedó en libertad. En estos momentos se ignora su paradero. Los otros seis acusados eran presuntos miembros de la “junta rectora” de la asociación, que fue denunciada por una ex miembro del grupo. La acusación sostiene que la secta captaba la voluntad de los seguidores y, tras convencerles de la inminencia del fin del mundo, les pedía donativos para la construcción de refugios. Con estos donativos se habían adquirido terrenos en Santa Cristina d’Aro (Girona), Igualada (Barcelona) y L’Aleixar (Tarragona).