F. M. – El País, Madrid – 10/04/1989

La policía ha intervenido a la Iglesia de la Cienciología fichas con datos sobre el cardenal Narcís Jubany, arzobispo de Barcelona, de quien se indica que trabajaba en un supuesto plan vaticano para eliminar las sectas, en el que presuntamente también participaba el arzobispo de Toledo y cardenal primado de España, Marcelo González. Éste es tildado en inglés de ser “muy peligroso” para esta asociación -“incluso más que el primero”- por su mentalidad estrecha (literalmente, “mente de garbanzo”). Ambos prelados no pudieron ser localizados ayer.Otros informes aseguran que “la Iglesia Católica ha llegado a un acuerdo con el Gobierno español para que ninguna nueva religión sea reconocida en España” e indican que “la religión católica es, en definitiva, la religión del Estado”, aunque se toleren otras.

Por otro lado, los abogados de la secta han recurrido la decisión del juez de mantener embargadas las cuentas corrientes y material de la secta. El recurso acusa a José María Vázquez Honrubia -que interrogó en su día a Alfonso Guerra por presunto espionaje policial a la oposición-, de “servilismo judicial respecto al poder ejecutivo”, de erigirse en “salvador de la humanidad”, “inquisidor” y “censor de libros y casetes”. Este magistrado ha denunciado tales afirmaciones como delito de desacato.