El Mundo, 27.10.2009

Un judío ultra-ortodoxo fue detenido y se encuentra bajo arresto domiciliario por haber rociado con gas lacrimógeno a una mujer que caminaba por una acera sólo para hombres en el barrio Mea Shearim de Jerusalén.

Se trata de Yoel Kraus, perteneciente a la secta fundamentalista judía denominada Eda Haredit, que fue arrestado el pasado domingo después de que la mujer atacada denunciara los hechos a la policía, según ha informado el diario “Haaretz”.

El suceso ocurrió hace dos semanas, durante la festividad judía de los Tabernáculos o “Sukot”, cuando la mujer “osó” caminar por una acera empleada “sólo por hombres”, después de que desoyera las demandas de Kraus para que se marchara de allí.

Según un acuerdo policial, Kraus deberá permanecer en arresto domiciliario durante cinco días fuera de Jerusalén y no será autorizado a regresar a la ciudad durante otras dos semanas. Además tendrá prohibido participar en protestas o actos públicos durante un mes.

Los líderes ultra-ortodoxos residentes en Mea Shearim decidieron hace tres años que para preservar las estrictas reglas de recato de la comunidad, hombres y mujeres debían caminar por aceras diferentes de la calle.

Este dispositivo especial se inició para evitar que hombres y mujeres se rozaran en las aglomeraciones populares que se producen durante los festivales callejeros en la fiesta de Sukot.

Los líderes del barrio y varios grupos hasídicos contrataron a decenas de guardias de seguridad que patrullaban la zona para mantener el orden establecido, aunque aparentemente Kraus se dedicó a comprobar la aplicación de la norma por propia iniciativa.

Según los medios locales, la mujer atacada por Kraus no requirió asistencia médica tras la agresión.