La Opinión de Granada, 6.01.2005

Ha sido necesario más de un mes de complejas investigaciones, dirigidas por el Módulo Integral de Proximidad Cuatro de la Comisaría del Distrito Centro, para dar el paradero de los dos jóvenes militantes de Unificación Comunista de España. Las versiones aportadas por Francisco M.D. y Jesús C.S. son prácticamente idénticas. Ambos relatan unos hechos que son completamente diferentes a los que Santiago R.R. aporta en su denuncia.

Aseguran que el ex militante de UCE “comenzó a insultarnos porque iba muy bebido” hasta el punto que les lanzó “una lata de cerveza que nos reventó en los pies y nos ensució la ropa”. A pesar de las provocaciones, Francisco y Jesús, siguieron de largo “pero este joven llegó a escupirnos en la nuca y a darnos patadas”, por lo que Francisco “se limitó a pararlo”. Los dos cayeron al suelo y Santiago se partió el húmero, según la versión de los imputados.

Por su parte, fuentes oficiales de UCE declararon a La Opinión que “de ser  ciertos los hechos, condenamos rotundamente la agresión de estos militantes que no representan al partido.