El Correo de Zamora, 24.01.2004

La delegación toresana de Cáritas Interparroquial ha querido explicar públicamente que la ropa depositada en algunos contenedores ubicados en la ciudad no pertenece a la ONG. Cáritas se ha visto en la necesidad de hacer esta aclaración ante los continuos comentarios que les llegan por parte de algunas personas que reclaman a la organización que se haga cargo de las ropas que permanecen tiradas por el suelo por creer que los contenedores que las albergan están bajo su responsabilidad.

Sin embargo, Cáritas recuerda que estos contenedores fueron instalados por una organización denominada \”Humana\” en virtud de un convenio firmado con el Ayuntamiento durante la pasada legislatura. La organización, según reza en los carteles ubicados en los propios contenedores, está destinada a la \”Cooperación para el desarrollo\” y fue inscrita en el año 1987 en el registro de asociaciones de Barcelona, pero hace unos tres años fue calificada como secta por el Ministerio del Interior y por tanto declarada no apta. A partir de entonces la organización dejó de funcionar y la ropa que venía siendo depositada en los contenedores por parte de los ciudadanos de Toro dejó de ser recogida, por lo que es habitual verla esparcida por el suelo alrededor de los contenedores que aún permanecen instalados en diferentes rincónes de la ciudad.

Cáritas Interparroquial de Toro explica que, por el contrario, que esta ONG se hace cargo de toda la ropa que los ciudadanos depositan en la sede que posee en Toro y que ésta es distribuida entre las personas necesitadas de la ciudad, mientras que la que no tiene salida a nivel local es destinada a países del Tercer Mundo.