El Norte de Castilla (España), M.J.Pascual, 12.09.2004

El Ayuntamiento de Zamora ha dado un ultimátum a la oenegé Humana para que mejore el servicio de recogida de ropa, a raíz de los continuados asaltos a los contenedores callejeros y de la acumulación de prendas fuera de los recipientes, lo que ocasiona un gran impacto ambiental, lo que ha sido denunciado en reiteradas ocasiones por los grupos de la oposición, que han instado a la Alcaldía a rescindir el convenio con la organización.

El concejal de Medio Ambiente, Feliciano Fernández, reconoció ayer que se negocia desde hace meses con Humana para que ceda el servicio de recogida de ropa usada a Zamora Limpia, pero hasta la fecha no hay acuerdo.

Venta

Fernández no entró a valorar en si el Ayuntamiento se plantea retirar los contenedores a la oenegé por estar catalogada como secta. Sin embargo, aclaró que el convenio siempre ha contemplado la venta de la ropa de donación, una vez reciclada, por parte de la concesionaria del servicio, si bien el compromiso es que los beneficios obtenidos se destinen a proyectos humanitarios.

En principio, desde el Ayuntamiento se considera que el servicio es útil para los ciudadanos, aunque hay disconformidad con la manera en que se ejecuta la recogida, de forma que no se descarta que, al final, se retire la concesión a Humana.

El pasado fin de semana se han violentado 16 de los 20 contenedores. «Lo hacen por mero vandalismo o para vender la ropa; escogen y arrojan al suelo la que no quieren», explica el concejal.