El Norte de Castilla (España), 27.09.2004

La oposición municipal insiste en que el equipo de gobierno debe rescindir el contrato con la organización Humana, por las deficiencias detectadas en el servicio de recogida de ropa usada, que han sido denunciadas reiteradamente tanto por el grupo socialista como por Izquierda Unida, así como por otras formaciones políticas, como Zamora Unida.

En este sentido, el portavoz municipal de IU, Francisco Guarido, insta al Ayuntamiento a retirar de inmediato los contenedores instalados en varias calles de la ciudad, que son violentados con frecuencia, con lo que la ropa de donación aparece, día sí y día no, esparcida por el suelo. Además del vandalismo, la recogida no se realiza con la frecuencia debida.

Situación insostenible

«La situación es insostenible por cuestiones sanitarias, de salubridad, estéticas, de limpieza viaria y por la frustración para las personas que depositan la ropa en estos contenedores», expone el concejal de IU, quien señala que el Ayuntamiento puede denunciar el convenio «por deficiencia manifiesta en el servicio».

Guarido añade que Humana está siendo investigada por la Fiscalía General del Estado por su supuesta relación con Tvind, «una organización acusada de sectarismo y cuyo fundador se enfrenta a un juicio por evasión de impuestos y malversación de fondos en Dinamarca». Además, puntualiza, la ropa usada que recoge Humana no se dona al Tercer Mundo, sino que se vende en tiendas de la organización en Madrid y Cataluña.