El Mundo (España), José Navas, 13.09.2004

Empresa, secta u ONG (no recibe subvenciones públicas desde 1997), lo cierto es que la actividad económica de Humana España es significativa. Su estructura es prácticamente empresarial, ya que tiene 200 empleados y no trabaja con voluntarios -éstos sólo participan en los proyectos en países pobres- y sus beneficios no son, precisamente, escasos.

Humana obtiene al año unas ganancias de entre 800.000 y 900.000 euros, «que se dedican íntegramente a fines sociales» en palabras de Rafael Más, y tiene convenios de colaboración con cerca de 700 ayuntamientos en nuestro país.

Facturación

La organización factura alrededor de cinco millones de euros al año y posee unos 4.000 contenedores esparcidos por todo el territorio nacional en los que recogen 15.000 toneladas de ropa.

Contrariamente a lo que se podría pensar, esa ropa no se dona. Un 60% se vende directamente a empresas (traperías), mientras que el 40% restante se clasifica en tres centrales que posee la organización.

Tras la clasificación, de esas 6.000 toneladas, el 12% se vende en las 19 tiendas que Humana tiene en España (11 en Cataluña, siete en Madrid y una en Granada), mientras que entre el 10% y el 15% se desecha y el 30% se vende como material de reciclaje.

Envío de ropa a África

Entre el 35% y el 45% -unas 2.400 toneladas- se envía a países africanos, donde la ropa acabará también en tiendas para ser vendida a clientes o pequeños empresarios por muy bajos precios.

Rafael Más explica que sólo en «situaciones de emergencia se dona la ropa», debido a que es preferible vender a un precio simbólico que regalar ya que así «se generan puestos de trabajo (clasificadores) y se evita la creación de mafias».

Humana España afirma tajantemente que todo el beneficio generado por estas actividades se dedica a realizar proyectos de ayuda en países pobres, como Angola y Mozambique, donde desde 1993 se crean escuelas para formar profesores que fomenten la educación en zonas rurales. Otros programas estarían dedicados a la sanidad, la agricultura o la prevención del SIDA.

Más asegura que desde hace diez años se realizan auditorías internas para atestiguar que ese dinero va a parar realmente a África y resalta que Humana tiene diversos convenios con los ministerios de Educación y Sanidad de los países donde trabajan.