La Prensa de Zamora, 2.08.2004

Los responsables de ‘Humana’ llevarán a cabo un «mantenimiento mucho más exhaustivo» de los contenedores de ropa usada instalados en Zamora. Así lo acordaron varios representantes de la ONG, que se reunieron el pasado martes con el concejal de Sanidad y Medio Ambiente, Feliciano Fernández. Lo que se quiere evitar es que, en ocasiones, se producen en Zamora actos vandálicos que dañan los contenedores, que «los revientan», rompen los candados y los «saquean», explica el edil.

En cuanto a las acusaciones contra ‘Humana’, el concejal aseguró estar seguro de que, cuando se firmó el convenio de colaboración – él aún no desempeñaba este cargo municipal -, ya se habían llevado a cabo «las investigaciones oportunas» desde el Ayuntamiento.

Asimismo, Fernández insiste en que «lo que hay que plantearse es lo que hace ‘Humana’ en Zamora». La organización, según añade, está realizando un servicio que el Ayuntamiento considera necesario para la ciudad.

Con la opción que ofrece la ONG se evita que la ropa que ya no se utiliza sea depositada en el vertedero, sin que se le dé ningún uso posterior, o recogida «sin control» por personas y agrupaciones que «van por las casas», detalló el edil de Medio Ambiente.

Quienes acusan a ‘Humana’ de secta son, simplemente, personas que «lanzan una duda» sin confirmar nada, declara Fernández, que asegura haberse informado sobre las gestiones de la Oficina de Socorro Internacional contra la ONG. Es decir, el concejal considera que no existen pruebas definitivas que demuestren que la agrupación es una secta.