Diario de Ibiza (España), 15.04.2012

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Ibiza, José Espinosa, decretó el ingreso en prisión provisional, eludible con una fianza de 3.000 euros, para el hombre detenido cuando fue a Correos a recoger un paquete que contenía una botella de ayahuasca.

Asimismo, el individuo que le esperaba en un coche quedó en libertad, puesto que no había pruebas en su contra, informaron fuentes de la Fiscalía.

Estos hombres fueron arrestados el pasado miércoles por los agentes de Vigilancia Aduanera.

Al parecer, un juzgado de Madrid había pedido que se realizara una entrega controlada de un paquete procedente de Brasil, que tenía como destino Ibiza y que, de acuerdo con los análisis realizados en el aeropuerto de Barajas a su llegada, contenía supuestamente una sustancia estupefaciente.

El citado día, F. L. P. P., destinatario del paquete, acudió a una oficina de Correos a por el paquete y, al salir, fue detenido, así como D. R. G., que se encontraba esperándole en el coche.

Fuentes de la Fiscalía explicaron que F. L. P. P. dijo que la ayahuasca era para su propio consumo y negó que le produjera efectos alucinógenos.

Se da la circunstancia de que esta sustancia, mezcla de cocción de distintas plantas, no está reconocida como psicotrópico, aunque sí uno de sus principios activos, la DMT, lo que en ocasiones genera discrepancias acerca de la existencia de delito o no.

De todos modos, a la espera del análisis de la sustancia y de estudiar sus posibles efectos, la fiscal solicitó el ingreso en prisión sin fianza para F. L. P. P., aunque el juez acordó fijar una de 3.000 euros.

La causa se remitirá ahora al juzgado instructor de Madrid.