Terra (España), 15.11.2009

A disposición de la justicia quedaron dos personas imputadas de mantener 10 litros del alucinógeno dimetiltriptamina, sustancia obtenida de la planta amazónica Ayahuasca, y que usaban para rituales de sanación en una parcela de San José, en la comuna de Pirque.

Se trata de la sicóloga Danae Sáenz y su pareja César Ahumada, quienes efectuaban sesiones para curaciones espirituales (limpiezas) y corporales. Sin embargo, la sustancia está fiscalizada por la Ley 20.000 de Control de Drogas.

La pareja quedó al descubierto tras unos cuatro meses de indagaciones efectuadas por el Departamento de Investigación de Sustancias Químicas Controladas de la PDI y la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, las que culminaron con la detección de ambos, quienes actuaban como “chamanes” frente a pequeños grupos conformados por unas 16 personas.

Cada interesado debía cancelar unos 40 mil pesos para participar. No cualquiera podía asistir, pues primero la pareja estudiaba su caso del interesado y la forma en que había llegado a contactarlos. Finalmente se acordaban reuniones esotéricas.

Durante las sesiones se utilizaba la Ayahuasca para diagnosticar y curar enfermedades o, como decían los detenidos, para hablar con los espíritus.

Los arrestos ocurrieron anoche, a eso de las 23 horas, y hoy los imputados iban a ser sometidos a la audiencia de control de detención en el Centro de Justicia de Santiago.