TVI24 (Portugal), 4.10.2011  [Traducción, Luís Santamaría]

La Policía Judicial de Portugal se ha incautado de cerca de 30 litros de una sustancia alucinógena al llevar a cabo la detención de un hombre en flagrante delito durante una operación policial que transcurrió en las ciudades de Lisboa y Cascais.

Según informa la Policía Judicial, la importación y el tráfico de esa sustancia alucinógena, que es la ayahuasca, pueden condenarse con penas de cuatro a doce años de prisión.

En su comunicado, la Policía Judicial explica que durante una acción policial que tuvo lugar en Lisboa y Cascais el pasado 4 de octubre se incautaron de aproximadamente 30 litros de ayahuasca, sustancia que contiene DMT (dimetiltriptamina), y detuvieron a un hombre de 60 años. Además encontraron recipientes con cerca de 26 litros de ayahuasca y siete gramos de cannabis.

El detenido fue puesto en manos del Tribunal, que ha decretado medidas de coacción de término de identidad y residencia, obligación de presentarse semanalmente ante la policía criminal y la prohibición de ausentarse del país y de contactar con la organización religiosa Santo Daime.

Esta organización es una manifestación religiosa nacida en plena región amazónica en las primeras décadas del siglo XX, y consiste en una doctrina espiritual que tiene como base el uso “sacramental” de la ayahuasca con el fin de catalizar procesos interiores y espirituales con el objetivo de lograr el bienestar de la persona.

Según el Jornal de Notícias, la Policía Judicial portuguesa está investigando si la ayahuasca le fue administrada a niños.