JORGE A. RODRÍGUEZ – El País, Madrid – 07/04/2000

La policía está investigando a una supuesta secta que practica ritos religiosos bajo la influencia del llamado Santo Daime, una infusión de plantas de la selva amazónica que contiene un potente alucinógeno: el DMT (dimetil triptamina). En Madrid han sido detenidas siete personas, entre ellas dos chamanes brasileños que fueron arrestados al bajar de un avión en el aeropuerto de Barajas con dos garrafas de cinco litros llenas de un líquido oscuro en cuya composición había DMT, sustancia prohibida por convenios internacionales.

La existencia de la supuesta secta está siendo investigada por la Unidad Central de Información de la policía, ante la sospecha de que pudiera estar captando adeptos a través del consumo de sustancias psicotrópicas. Sus miembros estarían relacionados con el llamado Culto Ecléctico de Fluente Luz Universal, creado por Raimundo Irinea Sera en el Estado brasileño de Acre, en los límites con Bolivia y Perú.Este culto admite la utilización, «dentro de un contexto ritual considerado sagrado, de la bebida enteógena sacramental conocida como ayahuasca y que fue rebautizada por el maestro Irineo como Santo Daime».

La operación policial en España se puso en marcha tras la llegada a Barajas, a mediodía del miércoles pasado, de dos ciudadanos brasileños a bordo del vuelo 802 de la compañía Pluna. Estas dos personas, supuestos chamanes brasileños, portaban dos garrafas de cinco litros cada una que contenían un líquido oscuro, compuesto por armina, armilina (estimulante del sistema nervioso central) y el citado DMT.

El tráfico de esta sustancia ya sintetizada está prohibido al estar incluida en la lista I del Convenio Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU. El Consejo Federal de Estupefacientes del Ministerio de Justicia Brasileño ya investigó el daime en 1986 y 1991 sin que llegara a prohibir el alucinógeno de forma natural como infusión.

Centro de culto

En el mismo aeropuerto fue detenido J. C. de la C., periodista y presidente de la Asociación Medioambiental de Intercambio y Cooperación con la Amazonia (AMICA), que había ido a recoger a los chamanes. Poco después fueron detenidas otras cinco personas en varios puntos de la Comunidad de Madrid y se procedió al registro de una vivienda en Méntrida (Toledo), supuesto centro de culto, donde, según fuentes conocedoras del caso, fueron localizados varios altares y otros dos litros de la citada sustancia.

El director general de la Policía, Juan Cotino, confirmó las detenciones, así como la incautación de la citada droga. Cotino no quiso dar más detalles de la operación «para no romperla» ni confirmó si se trata de una secta destructiva. Ninguna de las fuentes consultadas quiso pronunciarse sobre si el grupo detenido tiene carácter sectario. La operación continúa abierta y los detenidos estarían acusados de narcotráfico.

El citado culto no está inscrito en el registro de asociaciones religiosas del Ministerio de Justicia. El rito de los daimistas, como se conoce a este grupo que se declara cristiano tras las visiones de la Virgen de su creador, consiste en bailes durante los que se consume el daime, cuyo nombre proviene de la letanía «dai-me força, dai-me amor, dai-me luz».

La bebida, también llamada vino del alma, puede elaborarse con plantas como la mimosa, la piptadenia y, sobre todo, de la virola, durante un rito llamado feito. Expertos en drogas explicaron ayer que el consumo de la citada sustancia produce «excitación, seguida de entumecimiento y pérdida de coordinación muscular, náuseas y alucinaciones para caer finalmente en un sueño narcótico».