Vozpopuli (España), Marcos Sierra, 11.01.2021

La digitalización es una realidad. Incluso para las organizaciones religiosas, aquellas a las que se les presupone más resistencia a las nuevas tecnologías. Es el caso de los Testigos de Jehová. Utilizan el correo electrónico para difundir sus mensajes e incrementar el número de feligreses.

La organización utiliza este formato a través de direcciones extraídas de sitios web en los que se muestra la información de contacto. Empresas privadas de todo tipo con direcciones al descubierto en la red de redes son el caldo de cultivo para el apostolado cibernético de los Testigos de Jehová.

«Querido amigo, espero que este correo electrónico te encuentre bien. Mi nombre es Johan y he conseguido su dirección de correo electrónico en Internet. Le escribo para ofrecer un consuelo de la Biblia. Hoy todos estamos tristes por las cosas malas que suceden en todo el mundo y ahora más que nunca necesitamos ese consuelo».

Es el inicio de uno de estos correos. Si hasta la fecha era común ver a los Testigos de Jehová en plazas y calles haciendo apostolado, su presencia en Internet es ahora también una realidad -si es que hasta ahora no lo era-. En el mail se hace referencia a la revista publicada por la organización, que puede verse en las zonas físicas en que las que sus seguidores desarrollan sus tareas de evangelización, si bien en este caso el enlace facilitado apunta a la edición digital de la misma.

La excusa del coronavirus

Los mails utilizan la coyuntura actual para llegar mejor a su ‘audiencia’. No se pasa por alto el coronavirus. «Hoy todos estamos tristes por las cosas malas que suceden en todo el mundo y ahora más que nunca necesitamos consuelo», refleja otro de estos mails, que indirectamente hace referencia a la situación de pandemia del coronavirus.

Los correos también hacen referencia a pasajes de la biblia. «Personalmente -explica el emisor del correo-, las palabras de 1 Pedro 5: 7 me han tranquilizado. Palabras que dicen que el Dios que nos creó a todos: echa sobre él toda tu inquietud, porque él se preocupa por ti». Es reconfortante saber que Dios se preocupa por nosotros y nos invita a acercarnos a él con nuestras inquietudes«.

El correo está salpicado de otros enlaces, además del mencionado que apunta a la edición digital de la revista, como lo son la dirección de la web oficial de los Testigos de Jehová, así como otros dominios que la organización posee en Internet. A pesar de ello, el mail se cierra con un texto en el que desvinculan su intención de convencer a su receptor de unirse a la causa.

«Tenga en cuenta que este correo electrónico no es de ninguna manera un respaldo para unirse a una religión en particular, sino que su propósito es cumplir con la misión que Jesucristo nos dio a través de la Biblia para ayudar a todos a buscar respuestas en este texto y beneficiarse de su conocimiento. Tiene pleno derecho a aceptar o rechazar este mensaje», publica el correo.