Mail on Sunday, Nigel Dempster, 11.10.1994 [Traducción de Miguel Perlado]

El maestro de Eton, nacido en Irán y acusado de introducir al terrateniente escocés, Vizconde Reidhaven, en una secta musulmana, ha abandonado silenciosamente la escuela en la que percibía un sueldo de 11.610 libras anuales.

Ali Reza Erfan enseñaba economía, pero el Vicerrector de Eton, Tim Card, recibió llamadas para despedirle después de que James Reidhaven, el hijo mayor del Conde de Seafield, de 28 años, fue espectacularmente “rescatado” de la secta y pasó tres meses sometido a un proceso de desprogramación.

Erfan admitió que a principios de 1990 presentó a James, que había estudiado en Harrow, a Muhammed Ali, un musulman sufista de 35 años. El Vizconde cayó inmediatamente bajo la influencia de Ali, quien se convirtió en su consejero espiritual, y se convirtió al sufismo Naqshbandi, una rama del Islám.

A partir de aquel momento, Reidhaven empezó a realizar a su mentor regalos caros, e incluso llegó a considerar la posibilidad de entregar a la secta su propiedad de 186.000 acres, valorada en aproximadamente 40 millones de libras.

Lord Seafield acabó por tomar cartas en el asunto cuando James intentó dar a Ali un trabajo por 70.000 libras anuales en sus propiedades. Tim Card nos cuenta: “La conexión entre Erfan y lo que ocurrió con Reidhaven era extremadamente tenue. Nos hemos despedido con pena, y no con acritud, puesto que fue un buen colaborador mientras estuvo con nosotros. Ha vuelto a hacerse cargo del negocio familiar de programas de ordenador. No hay preguntas, Eton lamenta verle marcharse.”