Clarín, Gustavo Laurnagaray  9.07.2008

Dos psicólogas, que atienden a tres ex internas del instituto Servi Trinitatis, dijeron que “hubo lavado de cerebro” ya que sus pacientes presentan el llamado sindrome de adoctrinamiento sectario (ver En detalle ). Las profesionales declararon en la causa judicial que investiga las prácticas de ese instituto religioso en la capital pampeana, que se convirtieron hace poco en un verdadero escándalo a nivel nacional.

La causa judicial se inició en el mes de mayo por la denuncia de ex internas y familiares contra los sacerdotes españoles Antonio Martínez (vicario general de la diócesis de Santa Rosa) y Ricardo Latorre. Hubo 11 denunciantes inicialmente y ahora son 13. Los curas españoles fueron indagados en junio bajo la acusación de reducción a la servidumbre y defraudación. Las psicólogas fueron relevadas del secreto profesional. Por eso pudieron dar su testimonio en la causa judicial. En total, atienden a tres mujeres jóvenes que permanecieron en el instituto entre 9 y 11 años y se fueron en el año 2006.

Una de las profesionales tiene 15 años de ejercicio. Atiende, hace aproximadamente un año, a una chica que salió de Servi Trinitatis. Dijo que observé que hay lavado de cerebro. Hay reglas excesivamente estrictas que han provocado a mi paciente un daño que va a ser irreversible . Por eso dijo que va a ser necesario un tratamiento psicológico de por vida . Esta psicóloga dijo ante la jueza Florencia Maza -quien asumió la investigación hace dos semanas- que el cuadro general de su paciente es grave . Precisamente porque presenta lo que se denomina síndrome de adoctrinamiento sectario . Esta psicóloga concluyó -por el estado de su paciente- que el instituto Servi Trinitatis es una verdadera secta. Porque solo es necesario que se den dos o tres para configurar el síndrome, pero en mi paciente aparecen más .

La ex laica que atiende esta psicóloga sufre trastorno disociativo atípico. Es decir tenía una personalidad antes de ingresar al instituto y después, otra. Tenían la orden de no acercarse a las personas. Una vez que salen, la vida en sociedad, las expone a estar cerca de otros. Entonces empiezan a tener fobias, les cuesta relacionarse , precisó la profesional. La otra psicóloga que declaró es autora de varios libros y tiene casi 30 años de ejercicio. Atiende a dos pacientes.

Tienen daños muy profundos. Se dan las secuelas del síndrome de adoctrinamiento atípico , dijo. Precisó que sufren fobias y ataques de pánico. Una de las chicas sufrió un ataque de pánico dentro de un subte , detalló la profesional.

Advirtió además en sus pacientes síntomas de quienes integran las denominadas organizaciones totales . Estas tienen normas que no están discutidas por el grupo sino que vienen impuestas de seres supuestamente superiores y que son impuestas arbitrariamente , precisó. Pero además, en el caso de Servi Trinitatis, la psicóloga apuntó a una perversión, es decir una versión cambiada de la realidad.

Explicó que bajo al aspecto de una actividad religiosa legal y legítima en realidad lo que hace es trabajar para otra oculta, en este caso recaudar dinero , según advirtió en el tratamiento a sus dos pacientes.

En detalle
La afección:
Es el ” adoctrinamiento sectario” del que hablan las psicólogas que atienden a las ex internas.

Los síntomas:
Incluyen incertidumbre, sentimientos de culpa, estados alterados de conciencia, miedo, falta de confianza en uno mismo y percepciones paranoicas. También psicosis reactiva esquizofrénica, episodios psicóticos y síntomas postraumáticos por estrés, incapacidad para mantener la atención, trastornos de la memoria, fobias, y sintomatologías psicosomáticas. Incluso, en un gran número de casos, se registran intentos de suicidio .