Huffington Post (México), 28.08.2018

Tatiana Clouthier le dijo no a una Subsecretaría de Gobernación y en su lugar quedará Diana Álvarez Maury, quien presume en su currículum ser “terapeuta de transmisión de energía cósmica”, una técnica de sanación considerada una pseudociencia.

Álvarez Maury, prácticamente una desconocida en el servicio público, se capacitó en una pequeña casa llamada Life Quality Project Mexico, que enseña a sus clientes a “sanar” con las manos –y en breves “terapias”— padecimientos graves como adicciones, migraña y depresión. Así lo hizo entre 2010 y 2012, según su perfil en la red social Linkedin.

La abogada egresada del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) también tiene, entre sus credenciales, ser consultora y comunicadora de “la Semiología de la Vida Cotidiana” y directora de la Escuela Tomás Alva Edison, donde –entre otras tareas– abre expedientes electrónicos y da de alta materias y horarios para profesores.

Su último trabajo en el servicio público ocurrió hace 24 años, cuando fungió como asesora del Consejo del Instituto Federal Electoral durante el proceso electoral de 1994.

Ella será la próxima titular de la Subsecretaría de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles bajo el mando de la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero.