Nicolás Guerrero García , El País,  Barcelona. – 26/12/1987

Habiendo leído las declaraciones del doctor Freixa, jefe de la sección de drogodependencias de la Generalitat, publicadas en EL PAÍS el pasado 30 de noviembre, efectuadas en el marco del primer Congreso Internacional sobre Sectas y Sociedad, y en las que ataca duramente a la asociación El Patriarca, nos vemos obligados como Asociación Catalana de Padres de El Patriarca a realizar unas puntualizaciones.El doctor Freixa demuestra una gran ignorancia de lo que es El Patriarca, al catalogar a dicha entidad como una secta, cuando en realidad es, y está demostrado, una institución para el tratamiento efectivo de la toxicomanía. Habla de que no se permite a los ex adictos el regreso a sus hogares, cuando la media de presencia en los centros es de 10 meses. Durante todo el tratamiento son visitados por nosotros (sus padres) tantas veces como nos es posible, sin el más mínimo impedimento.

En cuanto a que convierte en zombis de la organización a los jóvenes, sólo nos cabe recordarle que uno de sus más estrechos colaboradores recibió tratamiento de rehabilitación en El Patriarca, allí acabó su carrera de medicina y hoy desempeña una labor que un zombi difícilmente podría realizar.¿De dónde saca el doctor Freixa sus argumentos? ¿ha visitado algún centro de El Patriarca?, ¿se ha reunido en alguna ocasión con sus responsables? Hace escasos días mantuvimos una reunión con el doctor Freixa de más de una hora de duración en la que tratamos diversos aspectos de la toxicomanía, dándonos incluso amplias referencias sobre la forma de acceder a las subvenciones que concede cada año la Generalitat, y en ningún momento nos sugirió que su opinión fuera la que reflejan las citadas declaraciones sino más bien al contrario ¿Decidió después que El Patriarca es una secta?.-

. Secretario de la junta directiva de la Asociación Catalana de Padres de El Patriarca.