La Vanguardia (España), 7.05.2019

Un retiro espiritual en aguas del Caribe organizado por la Iglesia de la Cienciología ha acabado con el barco en cuarentena. Las autoridades sanitarias de la isla holandesa de Curaçao retienen a unos 300 pasajeros del crucero ‘Freewinds’ en el interior de la embarcación tras detectarse un caso de sarampión, una de las enfermedades más infecciosas del mundo. La cuarentena durará como mínimo hasta el miércoles, cuando se determine cuantos pasajeros han sido infectados.

El domingo por la noche, un equipo médico tomó 277 muestras de sangre y las envió a Holanda para su análisis. Sólo 31 miembros de la tripulación y 10 pasajeros pudieron proporcionar un certificado de vacunación y fueron autorizados a dejar la embarcación. El resto fue vacunado, aunque los efectos de la vacuna servirán “para el futuro, no les ayudará ahora”, dijeron las autoridades.

 

 

 

La cuarentena durará como mínimo hasta el miércoles, cuando se determine cuantos pasajeros han sido infectados

La afectada por la enfermedad es una pasajera que llegó a Curaçao el pasado 17 de abril procedente de Holanda. El día 22 visitó al médico aquejada de síntomas relacionados con un resfriado, pero los análisis de sangre revelaron el día 29 que padecía sarampión. No obstante, para ese entonces la mujer ya se encontraba a bordo del crucero rumbo a la isla de Santa Lucía, cuyas autoridades sanitarias fueron alertadas y pusieron al barco en cuarentena durante dos días.

Posteriormente, el ‘Freewinds’ tuvo que regresar a Curaçao, donde un equipo médico de nueve personas abordaron el barco para comenzar a entrevistar y tomar muestras a los pasajeros, según CNN.

La pasajera enferma ha sido aislada y sacada del barco, pero el epidemiólogo de Curaçao Izzy Gerstenbluth indicó que se desconoce cuantas personas estuvieron en contacto con ella antes de que se confirmara que padecía sarampión y advirtió de que el nivel de propagación en el barco es mayor debido a que se trata de una nave “relativamente pequeña”.

El ministerio de Salud de Curaçao anunció que va a seguir muy de cerca la situación junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Agencia Pública de Salud del Caribe. “Es imperativo hacer todos los esfuerzos posibles para prevenir la propagación de esta enfermedad a nivel internacional y local”, dijeron las autoridades. El virus está presente en numerosas partes del mundo, pero hasta ahora no se había detectado en el Caribe.

 

 

El “Freewinds”, según la página web de la propia Iglesia de la Cienciología -organización considerada como una secta en diversos países-, es un barco de 11 metros radicado en Curaçao que funciona como lugar de retiro espiritual y desde el cual se llevan a cabo “acciones humanitarias” por diversas partes del mundo. La Iglesia de la Cienciología no se ha pronunciado aún sobre los hechos.

Al menos 700 personas han sido infectadas de sarampión durante este año en 22 estados de Estadis Unidos, algo que las autoridades sanitarias relacionan con el resurgimiento de los movimientos antivacunas. Los síntomas de esta enfermedad infecciosa, que se transmite por el aire, incluyen secreción nasal, fiebre y erupciones con manchas rojas. La mayoría de las personas se recuperan, pero el sarampión puede provocar neumonía, inflamación del cerebro e incluso la muerte en algunos casos.

La Iglesia de la Cienciología no ha tomado ninguna posición específica sobre las vacunas, aunque recomienda a sus miembros buscar atención médica estándar y medicamentos recetados cuando están enfermos, según The Guardian.