El Universal (México), 23.06.2012

El matrimonio entre dos personas del mismo sexo destaca en la lista de novedades que se han incorporado a la versión electrónica del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), donde también figuran bloguero, chat, espanglish, friki (persona pintoresca y extravagante), SMS y tableta electrónica.

Hay novedades en términos de todo tipo, desde el cómic manga, la cienciología y el movimiento okupa hasta otros tan coloquiales como acojonamiento, culamen (nalgas, en el lenguaje vulgar de España) o gayumbos (calzoncillos, en España), pasando por el ámbito económico con “riesgo de crédito” o “riesgo soberano”.

El canalillo, “comienzo de la concavidad que separa los pechos de la mujer tal como se muestra desde el escote”, y el sudoku figuran igualmente en las casi mil 700 modificaciones de la 23ª edición del diccionario, que se publicará en otoño de 2014 como cierre de la celebración del tercer centenario de la RAE, que inicia un año antes.

Todos estos términos han sido consensuados por las 22 Academias de la Lengua Española y se pueden consultar ya en la página web del diccionario, que se ha convertido en una herramienta imprescindible: en mayo recibió más de 65 millones de consultas. México, España, Argentina y Colombia suelen ser los países más activos.

Las Academias de la Lengua Española se dan un plazo de cinco años, mínimo, para “rastrear cada palabra y ver que está suficientemente arraigada en el idioma”.

Y es que la revolución digital ha convertido en familiares palabras que hasta hace pocos años no existían; se incorporan al diccionario blog, bloguero, chat, chatear, SMS y USB. No están, sin embargo, otras relacionadas con redes sociales como Twitter o Facebook, aunque, acaban de ser aprobados por la RAE los términos tuit, tuitero y red social. Estas novedades, una vez que reciban la aprobación de las academias americanas, figurarán en la 23ª edición del DRAE.