La Capital (Argentina), 1.12.1999

La policia bonaerense detuvo ayer a tres miembros de una organización que tenía sometida a una veintena de alcohólicos y drogadictos a los que hacía mendigar en las calles de Mar del Plata, precisaron en esta ciudad fuentes judiciales.

Las víctimas, entre ellas un niño y varios ancianos, que se encontraban encerrados en una quinta del sur de esa ciudad y eran castigados en caso de que «recaudaran» poco dinero, fueron liberados ayer por la policía.

Los detenidos, cuyas identidades no fueron difundidas, están acusados de haber incurrido en los delitos de asociación ilícita,privación ilegal de la libertad doblemente agravada y coacción, según informaron las fuentes.

La organización desbaratada por personal de Investigaciones complejas de la Delegación Departamental de Investigaciones(DDI) local funcionaba en un centro llamado Remar Argentina y sus integrantes eran supuestos fieles de iglesias evangélicas.

Los investigadores allanaron la sede de la organización, ubicado al sur marplatense, en la intersección de la avenida Antártida y el viejo camino a la vecina ciudad balnearia de Miramar, y un local ubicado al 972 de la avenida Jacinto Peralta Ramos.

El caso llegó a los tribunales a raíz de la denuncia formulada por un joven que estaba «internado» en el lugar y que narró los supuestos malos tratos a los que los sometían los miembros de la organización. Los miembros de la organización viajaban en colectivo por varias provincias, en las que juntaban a los enfermos bajo promesas de pronta recuperación en Mar del plata.

El denunciante, cuya identidad tampoco fue difundida, destacó que los miembros de la organización retiraban a los enfermos sus documentos y pertenencias. Los enfermos eran obligados a mendigar casa por casa o directamente en las calles de Mar del Plata y, en caso de no hacerlo – o de obtener poco dinero por ello – los miembros de la organización los hacían cavar pozos innecesarios o a pasar la noche rezando en un pequeño habitáculo.

Los investigadores liberaron ayer en la quinta de la zona sur de esta ciudad a 25 personas que se encontraban allí, entre ellas un niño y varios ancianos, según informaron fuentes policiales.