Periódico de Aragón (España), Gomar, 4.07.2013

El PP se quedó solo ayer en su intención de que el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, paralice ya las obras de Remar. CHA, IU y PSOE se mostraron cautos y solicitaron a la Delegación de Gobierno información sobre la organización antes de mover ficha.

Ante las dudas surgidas en las últimas semanas sobre si la entidad es una secta o no, requieren conocer si Remar está en el registro de asociaciones del ministerio de Interior así como, si existen “expedientes administrativos o diligencias penales abiertas a la entidad que pretendan su ilegalización o disolución”.

Pedro Navarro, portavoz popular, aseguró que seguirán “pidiendo que se detengan las obras” ya que, “no han demostrado tener utilidad pública”. Navarro añadió que, según las informaciones publicadas en los últimos días, “queda cuestionada” la actividad que se lleva a cabo desde esta entidad.

El popular confesó que “se está recabando información” sobre Remar y que las abstenciones del resto de grupos ayer en la reunión convocada desde Urbanismo fue algo “puntual”, asegurando que tendrán el apoyo del resto de partidos políticos.

Navarro recordó que, a pesar de que el PP no se mostró en el 2010 en contra de la cesión del terreno, el grupo político admitió su error y pidió “disculpas” y aseguró que no van a cesar en su intento de paralizar las obras en Rosales del Canal.