Heraldo de Aragón (España), 23.05.2013

Desde que el Ayuntamiento cediera un terreno en el barrio de Rosales del Canal a la organización Remar, los vecinos de la nueva comunidad zaragoza arrancaron las protestas ante una sociedad que consideran “poco clara” y que defiende ideas “retrógadas”.

Ahora, la Asociación de Vecinos explica en un comunicado que la ONG ha denegado el ofrecimiento que se le había hecho para que visitara la zona y explicara a los residentes los planes de actuación que tendría en el barrio.

Los vecinos denuncian que esta es la enésima “muestra de que en ningún caso se va a tratar de un centro abierto al público”, como se ofreció en un principio.

La asociación, recalca que el silencio de Remar y su poca predisposición a mantener reuniones “sólo hace que acrecentar las dudas de los vecinos y acrecentar los temores de su llegada a Rosales del Canal.”

Además, el colectivo de vecinos se queja de que el Ayuntamientotampoco ha hecho caso a sus solicitudes para tratar el tema, pese a que han recogido más de 5.000 firmas, según informan.