Portal Paraguayo Noticias (Paraguay), 11.06.2007

En una audiencia que duró dos días, un tribunal de sentencia condenó ayer a 14 años de prisión por abuso y coacción sexual en niños a Pascual García Ríos, quien se desempeñaba como vicedirector del Centro de Rehabilitación de Marginados (Remar), situado en la zona de la Terminal de Ómnibus de la Asunción.

El juicio se llevó a cabo a pesar de la huelga judicial en el Palacio de Justicia de San Lorenzo, ante los magistrados Miguel Said, Dionisio Frutos y Alba González, integrantes del colegiado juzgador. 

El condenado ocupaba un cargo en la vicedirección de Remar, sociedad de beneficencia administrado por misioneros españoles. El albergue asistía a unos 80 niños, víctimas a su vez de diversos tipos de abusos tanto psicológicos como físicos.

Según los antecedentes del caso, el sábado 8 de julio del 2006, aproximadamente a las 9:30. Adán David Chávez se encontraba en la cocina de su casa, la cual posee una ventana polarizada que va en dirección al albergue.

El mismo cuenta que vio a García en compañía de dos niños en el ómnibus de la institución, abusando sexualmente de ellos. Realizó una llamada al Sistema 911 alertando de lo ocurrido, sin embargo, salió de su casa y cuando llegó hasta donde estaba el pervertido, lo encontró masturbándose y las dos criaturas tiradas en el suelo.

Según Chávez, el presunto autor del lamentable suceso no se percato de su presencia por lo que procedió a romper los vidrios de las ventanas del ómnibus, lo siguió y lo golpeó.

Durante la investigación, la fiscal Marlene González descubrió otros tres casos de criaturas abusadas, 2 niños y 1 niña, también internos de Remar, víctimas del acusado.