Aragón Digital (España), 12.06.2013

La Asociación Remar manifestó este martes su intención de desarrollar actividades educativas y no de rehabilitación en el edificio que se está construyendo en Rosales del Canal. No obstante, la Asociación de Vecinos Entrelagos ha apuntado este miércoles que un centro dirigido por Remar “jamás” podrá albergar los servicios que el barrio necesita.

La entidad vecinal ha querido puntualizar que la única persona que ha afirmado que las instalaciones que va a construir Remar en Rosales del Canal es un centro de desintoxicación es el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, “lo que ha podido inducir en algún momento a dudar por parte de los vecinos”, según han explicado.

Además, Entrelagos ha concretado que en el proyecto básico de ejecución es Remar quien habla que se realizarán actividades para la rehabilitación de personas con riesgo de exclusión, “hecho que hace entender a los vecinos que, viniendo de la entidad que promueve el edificio, así será”.

Finalmente, han apuntado desde la entidad vecinal, dando por bueno que efectivamente sea un centro Socio Cultural, “y muy a pesar de lo que dice el Ayuntamiento de que será beneficioso para Rosales del Canal”, desde Entrelagos han querido dejar claro que un centro dirigido por Remar “jamás podrá albergar los servicios que el barrio necesita, dudando incluso de la legalidad que esta entidad pueda tener difundiendo ideas como estas, predicadas por Miguel Díez, fundador de Remar y persona que solicitó la parcela de Rosales del Canal”.

Por ello, los vecinos ven “inconcebible” que el alcalde Juan Alberto Belloch “apoye incondicionalmente una entidad así”, y consideran que “debería de presentar su dimisión de forma inmediata por respaldar a una entidad que fomenta la homofobia, la desigualdad de género, el abuso a menores, el uso de violencia con los niños y otras ideas incompatibles con un estado de derecho como es el español”.