El País, J.S., 9.4.1978

Ha comenzado en la República Federal de Alemania una amplia operación policial, a nivel de toda la federación, para identificar y detener, llegado el caso, a los miembros de la secta llamada Niños de Dios. Al tiempo, ha quedado abierta la causa contra algunos de sus dirigentes, bajo la acusación de incitación a la prostitución, robo, chantaje y pornografía. Por segunda vez en dos meses, la policía alemana interviene contra una organización seudorreligiosa con gran atractivo entre la juventud. Ya antes se abrió un proceso contra la organización conocida como Misión de la luz divina. En ambos casos, han sido los padres de jóvenes adeptos los que han forzado una mayor atención contra estos movimientos místicos que les privan de sus hijos y al tiempo se crean importantes fortunas mediante la mendicidad o negocios no declarados. Según el ministro de Cultos de Baja Sajonia, Remmers, que ha incitado a la operación policíaca, en la RFA existen unos 10.000 niños o hijos de Dios hacinados en 120 albergues en los que se practica la prostitución precoz y el proxenetismo.