Los pacientes del terapeuta de Sabadell acusado de abusos lo veían como líder espiritual

By |2018-04-30T14:31:01+00:0026 abril, 2018|Quant Vida|

La Vanguardia (España), 26.04.2018

Los cuatro pacientes del terapeuta de Sabadell (Barcelona) que lo acusan de presuntos abusos sexuales lo han definido como un “líder espiritual” que les tenía bajo su influjo y que se aprovechó de su superioridad para obligarles a mantener relaciones con él, ha explicado el abogado de los cuatro denunciantes, José Manuel Moratalla, en declaraciones a los medios.

En su informe final en el juicio en la Sección Séptima de la Audiencia de Barcelona, este abogado, que representa a la acusación particular, ha defendido que el acusado Francisco F.C. creó en su centro de terapias naturales de Sabadell una “secta” y que controlaba las vidas de sus pacientes, sus relaciones sentimentales, hasta su forma de vestir, ha detallado el letrado.

Así lo ha explicado tras concluir el juicio, que ha sido a puerta cerrada, y que ha quedado visto para sentencia, destacando que en su informe final ha defendido que a nadie le puede entrar en la cabeza que cuatro víctimas se pongan de acuerdo para denunciar unos hechos de esta gravedad.

También ha subrayado que el acusado actuó manipulando a sus clientes y les llegó a absorber mentalmente, consiguiendo que le vieran como a un dios o a un “salvador”.

Además, les suministraba abundante medicación homeopática, alguna con efectos sedantes, y su conducta como líder de secta se ha podido acreditar, según dicho abogado, gracias al testimonio de los denunciantes y al informe del psicólogo experto en sectas Miguel Perlado.

Niega los hechos

Según ha explicado a los medios su abogado, Juan Franco Rodríguez, en su informe final ha planteado que en el juicio no se evidenciado “ningún elemento de prueba” que acredite los abusos denunciados y ha recordado que su cliente ha negado los abusos y cualquier comportamiento de índole sexual con sus pacientes.

En todo caso, el abogado en su alegato final sí ha planteado que, si hubo algún contacto sexual con los denunciantes, fue siempre consentido, esgrimiendo el caso de una de ellas que pedía cita previa y pagaba pese a que en las sesiones supuestamente era víctima de abusos.

Este abogado ha citado un informe forense de las cuatro víctimas que concluye que no tienen ningún trastorno psicopatológico posterior y el del psicólogo forense, aportado por él, que concluía que Francisco F.C. no sufre ningún trastorno y tiene una personalidad normal, sin indicios de poder ser un líder de organización sectaria.

El miércoles, primer día del juicio, las víctimas ratificaron sus denuncias por abusos realizadas ante la policía en junio de 2016, justo después de que la Audiencia de Barcelona condenara al terapeuta a seis años de prisión por abusar de un menor y una joven en su consulta.

Según aseguró Rodríguez, diversos testigos que tuvieron contacto con el terapeuta y fueron clientes de su consulta afirmaron en la sesión de este miércoles que siempre recibieron un trato correcto por parte del acusado.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular piden que se condene a Francisco F.C. por tres presuntos delitos continuados de abusos sexuales con penetración y un delito continuado de abusos sexuales sin penetración a 39 años y tres meses de prisión.

El Ministerio Fiscal pide que indemnice a las víctimas con 612.000 euros, mientras que los denunciantes reclaman una cantidad superior, de casi un millón de euros.