EFE (Cataluña), 23.11.2015

En su escrito de acusación de cara al juicio previsto para este martes en la Audiencia de Barcelona, la fiscal sostiene que el 27 de diciembre de 2011 Francisco F., que impartía terapias naturales en el Centro de Terapias Naturales del que era titular, recibió al menor que acudía para tratarse de un trastorno de déficit de atención.

Le ofreció un vaso de líquido que el joven bebió pensando que era agua y notó un sabor extraño, sintiéndose adormecido; el acusado presuntamente aprovechó entonces para hacerle tocamientos cuando estaba en la camilla y para masturbarlo.

En otra ocasión, durante una sesión de terapias naturales el 5 de marzo de 2012, Francisco F. presuntamente hizo tocamientos a una paciente que había acudido por un problema de ansiedad y estrés, supuestamente también después de haberle dado un vaso que ella bebió pensando que era agua, tras lo que se encontró desorientada y aturdida.

Una semana más tarde, el acusado volvió a hacerle tocamientos en la consulta, «aprovechándose de la facilitad que le proporcionaba el hecho de mantener con la perjudicada una relación de terapeuta a paciente», según la Fiscalía.

Además de los 11 años de cárcel, la Fiscalía pide que se prohíba al terapeuta acercarse tanto al joven como a la mujer durante cinco años más que los años de pena de prisión que se le imponga.