F. S. / J. L. E., – Barcelona El País,  23/06/1984

Los 14 presuntos responsables de la secta Centro Esotérico de Investigaciones (Ceis) fueron trasladados ayer al mediodía desde la Dirección General de Seguridad de la Generalitat a los calabozos del juzgado de guardia. Anoche el juez había tomado declaración a dos de los detenidos y había decretado la libertad de un hombre y una mujer.

Los otros 12, entre los que se encuentran tres mujeres, iban a ingresar en prisión a la espera de ser interrogados.

Este hecho ha causado cierta perplejidad en medios jurídicos, por cuanto sólo habían transcurrido 24 horas desde la detención y no las 72 horas, plazo que suelen agotar los cuerpos policiales para cumplimentar diligencias e interrogar a los retenidos.

El defensor de los presuntos responsables de la secta, Carmelo Isaac Tobia afirmó ayer textualmente: “antes, cuando cuatro personas convivían en un piso se les llamaba realquilados, ahora se asegura que son una secta”. El letrado intentaba, así, desmentir las acusaciones vertidas contra los presuntos componentes de la secta, a quienes la Generalitat imputaba un rosario de delitos que van desde favorecer la prostitución, a falsedad, intrusismo, negligencia, fraude, estafa, consumo de drogas y corrupción de menores.

Un miembro de los Mossos d’Esquadra ingresó en la secta para intentar confirmar muchos de los datos que habían recibidos los familiares de los seguidores de Vicente Lapiedra, presunto responsable de la secta.