Antiguo Papa del Palmar y su pareja, acusados de un robo con violencia y de intento de homicidio

By | 2018-06-13T14:05:55+00:00 12 junio, 2018|El Palmar de Troya|

EFE (España), 12.06.2018

El antiguo Papa de El Palmar de Troya (Sevilla), Ginés Jesús Hernández -Gregorio XVIII-, y su pareja, N.T., pasarán hoy a disposición judicial, y serán acusados de dos presuntos delitos cada uno, de robo con violencia y homicidio en grado de tentativa.

Fuentes de la investigación han informado de que el caso lo lleva el juzgado de instrucción número 4 de Utrera, localidad de la que depende la Entidad Local Autónoma de El Palmar de Troya, donde se prevé que esta tarde pasen ambos a disposición judicial, aunque Hernández sigue ingresado en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, mientras que su pareja recibió el alta ayer y fue detenida por la Guardia Civil.

El antiguo Papa permanece custodiado en la unidad de Observación del centro hospitalario, tras ser sorprendido junto a su pareja en el recinto de la basílica, a donde accedió con la aparente intención de robar, tras saltar su valla, de cuatro metros de alto.

Fuentes de la investigación han informado a Efe de que Hernández y su pareja accedieron al recinto encapuchados, “por una zona que él conocía y sabía que podía saltar”, además de aprovechar que eran las 18:00 horas, momento en el que los integrantes de la orden religiosa se encontraban en un oficio, aunque fueron sorprendidos por un religioso que estaba fuera de la basílica en ese momento, y se inició una pelea entre los tres.

La Guardia Civil realizó un registro en el coche del asaltante, donde encontró, entre otras cosas, herramientas y distintos útiles para forzar cerraduras, señalan las fuentes, que indican que también tenía bridas, de las que se usan para amarrar de forma instantánea

El antiguo Papa Gregorio XVIII vive con su pareja en Monachil (Granada) desde el 2016, después de ejercer como máximo mandatario de esta iglesia desde el 2011.

Exseminarista y exmilitar español, natural de Mula (Murcia), dimitió en abril del 2016, abandonando también la vida religiosa para casarse con su novia granadina, y su sucesor fue el sacerdote suizo Joseph Odermatt, anterior secretario de Estado de Gregorio XVIII, que no se encontraba en el recinto religioso en el momento del suceso.