Los ´miguelianos´ piden ayuda al Vaticano

By | 2018-03-25T19:35:02+00:00 2 marzo, 2018|Orden y Mandato de San Miguel Arcángel|

El Faro de Vigo (España), 2.03.2018

El letrado Marcos García-Montes, abogado del líder de los ‘Miguelianos’, Feliciano Miguel Rosendo, en prisión provisional desde hace tres años y medio acusado de abusos sexuales, humillaciones y blanqueo de dinero, ha pedido la libertad para Rosendo y ha anunciado que presentarán el caso ante el Vaticano. Mientras, la mujer de Rosendo, María del Carmen Sánchez, ha asegurado que su marido no es “un brujo” ni la Orden “una secta”.

El abogado ha denunciado que el procedimiento judicial ha estado “paralizado” durante un año mientras Rosendo se encontraba en prisión provisional. Así lo ha indicado este viernes 2 de marzo en una rueda de prensa en Madrid. Además, ha pedido su libertad provisional al igual que la tienen el resto de acusados, entre los que se encuentran su mujer, sus hijos y algunas consagradas.

Sobre los delitos contra la libertad sexual del que se acusa a su cliente, García-Montes ha defendido que no hubo “ningún tipo de obligación, violencia ni intimidación”. Acerca del blanqueo de dinero, ha defendido que “diferentes documentos justifican que no hubo blanqueo de capitales”. También niega la existencia de asociación ilícita.

En su lugar, todos los miembros de la orden que han comparecido ante los medios y tres sacerdotes que les apoyan han acusado al capellán de la prisión de A Lama, que era el asistente eclesiástico de la Orden, Isaac de Vega, de estar detrás de las acusaciones contra Rosendo. También han acusado al obispo de Tui Vigo de “dar falso testimonio”.

“No es un juicio contra la Iglesia pero eso no quiere decir que en la Iglesia no haya garbanzos negros”, ha subrayado el letrado de la defensa, al tiempo que ha asegurado que tienen intención de acudir al Vaticano para dar a conocer el caso al Papa. “Nos encontramos en un auto sacramental en el que se quiere poner a Feliciano Miguel el sambenito histórico de la Inquisición”, ha añadido el abogado.

“No es un brujo ni un sectario”

Por su parte, la mujer de Miguel Rosendo, María del Carmen Sánchez, ha tachado de “montaje” todas las acusaciones contra su marido, ha negado que fuera “un brujo o un sectario” y ha asegurado que ella no estaba “abducida” por él. “Voy a explicar este montaje. En 35 años que llevo casada creo que conozco bastante bien a mi marido. ¿Abusos sexuales? Nada. No es no. ¿Vejaciones? Tampoco. Ni humillaciones, porque si yo lo veo no lo permito, lo primero que haría sería ponerle las maletas en la puerta y denunciarlo”, ha indicado.

Asimismo, ha afirmado que su marido “está pasándolo fatal” en la cárcel, que está “muy mal anímica, física y psicológicamente” y ha añadido que sus hijos y ella, también acusados aunque en libertad provisional, lo están viviendo “con mucha rabia y dolor”. También la sobrina del líder de los ‘Miguelianos’, Isabel Montes ha negado haber sido “abducida” y haber formado parte de una “secta”, así como que Miguel Rosendo, su tío, le quemara el pelo o llevara a cabo un ritual satánico con ella. Además, ha asegurado que nadie ha tomado su declaración.

Por su parte, Marta Paz, también procesada en la causa, ha declarado “lo doloroso que es tener que convencer” a las personas de que es “virgen” y ha declarado que Rosendo “jamás” abusó sexualmente de ella y ha negado asimismo las acusaciones de vejaciones y humillaciones.

Otra de las consagradas, Lorena García, hija de uno de los portavoces de la plataforma de familiares de adeptos de la orden de los ‘Miguelianos’, se ha distanciado de las acusaciones que hacen desde dicha plataforma, ha defendido la inocencia de Miguel Rosendo y ha asegurado que a su padre lo han “utilizado”.

Además, los sacerdotes Juan Luis Castón, Eduardo Lostao y José Ignacio Martín, que apoyan la inocencia de Rosendo, han tachado la instrucción del caso de “injusta”, han calificado todo de “montaje” y han defendido que las acusaciones contra Rosendo son “falsas” pues aseguran que “no era una secta”. Por ello, han pedido la libertad para el líder de la orden de los ‘Miguelianos’.

Desde un chalet

La Orden y Mandato de San Miguel Arcángel llegó a tener unos 400 seguidores y tenía su centro de operaciones en un chalet en Santa María de Oia. En la primavera de 2014 sus integrantes fueron expulsados por las autoridades eclesiásticas, y un grupo reducido se trasladó a dos sedes en Madrid.

Miguel Rosendo y Marta Paz fueron detenidos el 11 de diciembre de 2014 en Madrid, tras lo que él fue enviado a prisión y ella quedó investigada con obligación de comparecencias semanales. Días después, el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza, firmó el decreto de supresión de la Orden y Mandato.

A día de hoy, han indicado que de las 20 consagradas que había, 18 siguen en contacto y 12 viven en común en Madrid, donde siguen trabajando en una residencia de ancianos. Además, durante un tiempo constituyeron la asociación La Voz del Serviam, que ya no existe porque las autoridades eclesiásticas prohibieron su actuación.