Faro de Vigo (España), Eva González, 4.05.2016

Continúan las declaraciones por el caso de la presunta secta de Oia en los juzgados de Tui. Las personas citadas a declarar esta mañana son dos mujeres de mediana edad que estuvieron vinculadas a la Orden y Mandato de San Miguel entre 8 y 10 años. Una de ellas comparecerá en calidad de víctima y la otra como testigo.

Una de ellas fue empleada de la herboristería que Rosendo tuvo en Vigo. Como simpatizante de la orden participó activamente en distintos eventos, como peregrinajes a Fátima, campamentos, e incluso en la organización privada de fieles.

La abogada de la acusación, Ana Reguera, confirmó que una de las dos citadas residió por temporadas en la casa de la presunta secta en Mougás. La letrada quiso resaltar la importancia de todas y cada una de declaraciones, ya que «aportan las vivencias» de las personas que se vieron involucradas en la orden.

Por su parte, Teresa Quintana-Drake, que ejerce la defensa de Miguel Rosendo, ha avanzado que mañana están citados a declarar dos hijos de Rosendo, Christian y Verónica. Mostró su sorpresa ante el hecho que Verónica, minusválida física y psíquica, haya sido citada: «Es extraño», comentó. También acudirán a los juzgados Miriam Lima, esposa de Christian, y la mujer de Rosendo.