Los colegios del Opus incorporan profesoras a sus colegios para niños

By | 2018-02-03T22:44:43+00:00 1 febrero, 2018|Opus Dei|

El País (España),  Jessica Mouzo, 1.02.2018

La mayoría de colegios concertados que segregan por sexo en Cataluña han empezado a incorporar profesoras a la plantilla docente de sus colegios masculinos, hasta ahora formada por hombres. Diez de los 16 colegios de la red educativa pública que separan por sexo —todos vinculados al Opus Dei— han adaptado “la política organizativa del profesorado” agregando profesoras a colegios masculinos y maestros a los centros femeninos. La decisión, que ha avanzado el diario Ara, se produce tras la sanción de 50.000 euros que recibió el colegio masculino Viaró de Sant Cugat por parte de la Inspección de Trabajo por discriminación por razón de sexo en la contratación y en la promoción profesional, ya que no había ninguna profesora en su plantilla.

La sanción de Trabajo contra el Viaró, iniciada a partir de una denuncia de la CGT en la que alertaba de que se estaba incumpliendo la ley de Igualdad, todavía no es firme. De hecho, el centro presentó alegaciones y aún no ha hecho ningún cambio en su política de contratación de la plantilla. “No hemos tomado ninguna decisión porque no sería prudente. Tenemos esperar a que el Departamento de Trabajo tome una decisión y obrar en la linea de lo que diga”, ha indicado un portavoz.

Con todo, pese a estar en proceso de alegaciones, la sanción sí ha tenido que ver en la decisión tomada por la Institución Familiar de Educación (IFE), la organización que aglutina a una decena de centros que segregan por sexo (el Viaró no está entre ellos). “Esta inspección ha favorecido que profundicemos en la discriminación positiva en relación al sexo de los profesionales que tienen una presencia minoritaria en cada una de nuestras escuelas”, ha admitido un portavoz de la institución.

La IFE ha confirmado que esta medida ya se aplica a todas sus escuelas. “Algunas ya lo hacían, otras comenzaron en septiembre y otras enero. Estas incorporaciones buscan la mejora de nuestro proyecto educativo”, ha indicado un portavoz de la IFE. En algunos casos han incorporado tres docentes, otros cinco o seis. “Cada escuela lo ha hecho según sus necesidades. Habrá hombres y mujeres indistintamente en las escuelas con porcentajes de dedicación diversos, según las necesidades”, ha concretado un portavoz.

La IFE ha indicado también que la normativa de igualdad “puede convertirse en una oportunidad para mejorar el papel docente” de la institución. “En otras zonas de Europa y Estados Unidos hay centros diferenciados con hombres y mujeres en sus equipos docentes, por eso estamos convencidos de que el cambio será positivo”, ha apuntado un portavoz de IFE.

El Departamento de Enseñanza se mantiene al margen de la disputa. Pese a haber sido duramente criticado por la CGT por “ser cómplice de la irregularidad” y mantener el concierto a estos centros, Enseñanza ha asegurado que el caso corresponde al Departamento de Trabajo. “Tal y como manda la normativa de conciertos ante un presunto incumplimiento del concierto, Enseñanza ha abierto una comisión de conciliación entre las partes, formada por un inspector, un representante titular de la institución y un miembro del Consejo Escolar. Esta comisión sigue abierta”, ha apuntado una portavoz. El Departamento destina 30 millones de euros a los conciertos de las 16 escuelas catalanas que segregan por sexo.