Televisa (México), 24.11.2020

Los padres de un menor de 8 años denunciaron este martes que su hijo fue abusado sexualmente por el director de un colegio del Opus Dei en la ciudad de León, Guanajuato, sobre quien ya pesa una orden de captura. “Lo agarró del cuello, lo lastimó y le dio un beso en la boca”, narró entre lágrimas en conferencia de prensa María Manríquez, madre de la víctima.

Según relataron los familiares del niño que cursaba tercero de primaria, los hechos ocurrieron la última semana de enero de este año, aunque su hijo no pudo precisar el día exacto.

En esos días, María Manríquez y Carlos Navarro, padres del menor, habían regresado de un viaje de trabajo. Al preguntarles a sus tres hijos cómo les había ido en la escuela, el menor de ellos les dijo que el director del Colegio Liceo de León le había dado un beso en la boca.

Relató que en la escuela, perteneciente a la orden católica del Opus Dei, fue al baño; el director entró y le pidió que le abriera la puerta del sanitario, a lo que el menor se negó.

En ese momento, entró el hermano mayor de la víctima y vio al director, pero no sospechó nada. Los dos hermanos salieron de los sanitarios, pero el director esperó a la víctima afuera y cuando salió, lo llevó a su oficina.

Allí cerró la puerta, bajó las persianas y le preguntó al niño de 8 años si tenía novia, para luego asegurarle que ya estaba en edad de tener sexo.

Acto seguido lo tomó por el cuello y lo besó, por lo que el menor salió corriendo de la oficina, pero no comentó con nadie lo sucedido hasta que lo habló con sus padres.

El 10 de febrero presentaron la denuncia por abuso sexual, y tras varios meses, en octubre fue emitida la orden de captura contra el director del Liceo de León, pero todavía no ha sido encontrado.

“Desafortunadamente la posición de algunos padres, inclusive de las personas que laboran al interior de la escuela no ha sido lo que esperábamos; lejos de recibir apoyos, de tener ese sentido de solidaridad, lo que han hecho es tratar de desacreditarnos”, dijo el padre del menor.

Por ello, también solicitaron que se emita una “ficha roja” para evitar que el presunto abusador pueda salir de México.

Además, señalaron que hay otro caso de una menor de 8 años dentro del mismo colegio, cuyo caso será denunciado por el mismo abogado que los asesora.

De acuerdo con la organización Aldeas Infantiles SOS México, México es el primer lugar en abuso sexual infantil dentro de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), al registrar 5.4 millones de casos anualmente.

Según datos de la Iglesia mexicana, durante la última década 271 clérigos han sido acusados de abuso infantil, de los cuales 103 han sido cesados, 45 no han sido suspendidos y 123 tienen expedientes pendientes de conclusión.

El papa Francisco tenía previsto mandar a México una misión del 20 al 27 de marzo para asesorar al clero local en la lucha contra los abusos sexuales a menores, pero fue suspendida por la pandemia de COVID-19.

El caso más mediático en México es el de los Legionarios de Cristo, que el año pasado reconocieron que 175 menores de edad han sido víctimas de abuso sexual en su congregación desde su fundación en 1941, incluidos al menos 60 por el padre Marcial Maciel (1920-2008).