El Mundo (España), Andrea Rosa del Pino, 5.06.2018

El pasado 20 de abril, la actriz Allison Mack -conocida por su papel en la serie ‘Smallville’- fue detenida por tráfico sexual, conspiración y reclutamiento para trabajos forzados. Los tres cargos en relación a su vínculo con la secta NVIXM, la organización de “desarrollo personal” investigada por explotación y esclavitud. Tras la exposición mediática de las verdaderas actividades del culto, numerosos personajes públicos fueron señalados como sus “fieles”.

Como la nieta de Isabel de Yugoslavia y Clare Bronfman, una de las herederas de Seagram, la conocida destilería de ginebra. Pese a ello, la participación oficial de esta última se habría limitado a la gestión. Sin embargo, después de una continua investigación, Bronfman podría acompañar a sus compañeros en la cárcel si es que se comprueba que está involucrada en temas de sometimiento y chantaje, que se habrían perpetuado entre EEUU y Canadá.

Hace unas semanas, la edición canadiense de la revista ‘Vice’ señaló que, después de la detención de Mack y Keith Raniere -el líder de NVIXM, el creador de los “programas de éxito ejecutivo”-, Clare Bronfman tomaría las riendas de “DOS”, una especie de hermandad dentro de la secta, donde las mujeres “servían” de forma sexual a su cabecilla. “La heredera de la fortuna del licor canadiense Seamgram, Clare Bronfman, está ahora a cargo de una docena de esclavas, ubicadas entre New York y Toronto”, informó el medio, a raíz de información entregada por el ex publicista de la organización Frank Palato. Pero, esta semana, una serie de documentos presentados por el abogado Richard P. Donaghue expusieron que Bronfman también estaría involucrada en una serie de chantajes.

De acuerdo con el portal ‘Daily Beast’, un testimonio mencionaría repetidamente a la poderosa “heredera”, también miembro del comité ejecutivo de NVIXM, que habría enviado cartas -junto a Reniere- de “cese y desistimiento” a los ex miembros del culto que habían revelado sus traumas. Asimismo, habría realizado “múltiples intentos de presentar cargos penales contra una ex esclava de ‘Dos’ que había discutido su experiencia en los medios”. Aunque esa no habría sido la primera vez que Clare intentaba defender con desesperación a su grupo. De hecho, en 2010 había llegado hasta tribunales para denunciar que estaba siendo víctima de una extorsión con información “falsa”, que habría incluido su oscura participación en los ilícitos propinados por Raniere. Por otra parte, Clare y su hermana Sara -quien la indujo a la secta en 2002- funcionaban como una especie de “banco” para NVIMX. Una situación que, de acuerdo con ‘Vanity Fair’, habría preocupado a su padre, Edgar Bronfman -fallecido en 2013-, debido a que la mayoría del dinero (entre ellos, 66 millones para cubrir gastos generales de Raniere y otros 30 para comprar propiedades) habrían provenido del fondo fiduciario familiar. De igual modo, las hermanas Bronfman habrían creado dos fundaciones filantrópicas para avalar el lado “altruista” del movimiento (con los que incluso habría apoyado un viaje del Dalai Lama a Albany). No obstante, las páginas web de ambas organizaciones ya han sido dadas de baja.

De la misma forma, Clare habría ayudado como coordinadora del festival ‘Vanguard Week’ del culto, donde ofrecía “mostrar” una vida llena de propósitos. A pesar de esto, la empresaria no siempre habría tenido ese ímpetu vital. “(Cuando llegó a NVIXM ) tenía un aire desafiante. Estaba enojada con el mundo”, mencionó una fuente interna hace ocho años. Pero, como ella misma asegura, conocer a Raniere la motivó. Es más, durante 10 años, Claire fue una dedicada amazona que ganó dos Grand Prix, además de lograr llegar al número 80 del nivel mundial en su categoría. Aunque, tras su retiro, la deportista valoró que, más que sus méritos, gran parte de su carrera se la debía a su líder. Así, como consecuencia de lo anterior (junto a su total devoción), Clare ha continuado defendiendo el potencial de NVIXM y “todo lo que puede ayudar a las personas”. “Algunos me han preguntado por qué sigo siendo miembro. La respuesta es simple: he visto provecho, tanto en nuestros programas como en el propio Keith. Sería una tragedia perder estas ideas y herramientas innovadoras. […] Determinar la verdad es extremadamente importante para mí, y puedo decir firmemente que él no ha abusado de nadie”, escribió en el sitio de uno de los programas de NVIXM, en el que también afirmó que “Dos” no representa peligro. Pero, la que podría representar un riesgo sería ella, en el caso de que la justicia determine su responsabilidad en el sometimiento de, al menos, 50 mujeres.