20 Minutos (España), 29.06.2021

Allison Mack, la actriz de Smallville, era detenida en 2018 por pertenencia a la secta de culto sexual NXIVM y tráfico de personas, y se declaraba culpable el pasado verano de 2020. Un año después de esta sentencia, la actriz ha querido disculparse en un comunicado.

La herejía a la cual pertenecía la actriz fue fundada por Keith Raniere, «gurú espiritual» que se aprovechaba de decenas de mujeres, atraídas a la secta por personalidades famosas como la propia Allison. Tal y como informan desde The Hollywood Reporter, Allison Mack ha declarado su arrepentimiento previamente a la próxima sentencia del caso en el próximo miércoles 30 de junio.

Declarada culpable de los delitos que se le acusan (tráfico sexual, conspiración de tráfico sexual y conspiración de trabajo forzado), Mack ha querido aclarar en su carta que fue engañada por Keith Raniere, el líder de la secta, y ha admitido que este ha sido el mayor error de su vida.

«Es de suma importancia para mí decir ahora que lo siento mucho», comienza la actriz en su carta de disculpa. «Me entregué a las enseñanzas de Keith Raniere con todo lo que tenía. Creía, de todo corazón, que su mentoría me estaba llevando a ser una versión mejor y más ilustrada de mí misma. Le dediqué mi lealtad, mis recursos y, en última instancia, mi vida».

Allison se ha dirigido hacia aquellas personas que ella misma llevó a la secta NXIVM y dice lamentar «haberlas expuesto alguna vez a los planes nefastos y emocionalmente abusivos de un hombre retorcido». Ante la situación, asume no tomar a la ligera la responsabilidad sobre sus seres queridos, ante los cuales ha confesado que siente «un gran peso de culpa por haber usado mal vuestra confianza, llevándoos por un camino negativo».

El caso de Keith Raniere

Varias personas que formaban parte del culto confesaron sobre los actos que Keith cometía hacia ellas, entre las cuales una admitió que llegó a permitir que Raniere le practicara sexo oral ante la creencia de que no podía negarse.

El grupo del que formaba parte la actriz fue adoctrinando a las personas, cambiando sus creencias morales y provocando que siguieran a ciegas los mandados e indicaciones del líder.

Desde 2018, Allison Mack se ha mostrado colaborativa con la policía y ha llegado a entregar un audio de Keith, donde se escuchaban los planes que tenía para este culto. El juicio de la actriz está previsto para este 30 de junio de 2021 y cabe la posibilidad de ser sentenciada a entre 15 años de prisión y cadena perpetua. Keith Raninere, por su parte, ya ha sido condenado a 120 años de prisión por los crímenes.