Milenio (México), Juan Alberto Vázquez, 19.07.2020

Las opciones legales de Keith Raniere se acaban. Mientras un grupo de sus seguidores cumplió dos semanas bailando cada día entre las 8 y 9 de la noche frente al Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, donde se halla recluido, el juez Nicholas Garaufis le negó una petición de repetir su juicio.

Este fin de semana, el juez Garaufis desestimó la solicitud de la defensa sobre la supuesta invalidez del proceso legal, lo que deja en firme su declaratoria de culpable y una inminente sentencia que podría ir de 15 años de prisión a cadena perpetua.

En un memorándum legal obtenido por MILENIO, Garaufis advirtió que “el acusado no ha demostrado (en su moción) que algún testimonio ofrecido en el juicio fuera realmente falso”; hasta el momento no se ha definido cuándo se impondrá la sentencia, la cual se ha pospuesto en al menos en 5 ocasiones.

El pasado 11 de marzo, la defensa de Raniere ingresó una moción a la oficina del juez donde alegaban reponer el proceso que lo halló culpable de siete cargos relacionados con crimen organizado y tráfico sexual.

Argumentaban que las testigos del juicio, “Nicole” y la mexicana “Daniela”, habían cometido perjurio. Durante el proceso el litigante Mark Agnifilo les preguntó a ambas si pensaban demandar por la vía civil a Raniere, cosa que cada una negó. Finalmente, esa demanda sí se presentó el 20 de enero del 2020, siete meses después de que un jurado halló culpable al falso gurú.

Esa demanda incluye a 15 acusados entre los que se encuentran las mexicanas Rosa Laura Junco de la Vega, Loreta Garza Dávila, Daniela Padilla y Mónica Durán.  Keith Raniere está acusado de abuso sexual, en que se incluyen menores de edad. En la parte medular del texto se les acusa de “dirigir una organización corrupta que abusó física y psicológicamente de personas, que saqueó económicamente a otras y obligó a trabajar o servir como esclavos sexuales o a someterse a experimentos humanos no autorizados” al resto.

En esa lista también aparecen la canadiense Nicky Clyne, esposa de la coacusada Allison Mack, y la doctora Danielle Roberts, que con una pluma-cautín marcaba la cintura de “las esclavas” con las iniciales de Keith Raniere. Ambas han desatendido la querella para formar el movimiento #WeAreAsYou, que cada noche acude a bailarle al gurú, pero igualmente a comunicarse con él con lámparas y a través del código Morse.

Por lo pronto, en la semana que recién culminó los bailarines, que incluyen al mexicano Eduardo Asunsolo y a Marc Elliot, uno de tres hermanos cercanos al también conocido como “Vanguard”, cambiaron de escenario y ahora presentan sus coreografías sobre la calle 30 cuando los primeros días lo hicieron frente al número 80 de la calle 29, que es la entrada principal del penal donde también se hallan Genaro García Luna, Ghislaine Maxwell, la pareja de Jeffrey Epstein, y el rapero R. Kelly. Entre las involucradas en el escándalo de Nxivm se encuentran cuatro mexicanas.

Los fundadores de #WeAreAsYou alegan que por motivo del covid-19, desde marzo no se han permitido las visitas familiares por lo que las condiciones carcelarias, en ese y en los demás centros penitenciarios, rozan lo inhumano.

Sin embargo, pese a que Nueva York cuenta con al menos tres cárceles más, la organización no ha extendido las muestras de solidaridad a ninguna otra. Te reconendamos: Rescate de 65 mineros en Pasta de Conchos durará hasta cuatro añosEstas son las medidas sanitarias para sexoservicio en CdMx durante covid-19 Se calcula que continuarán con sus exhibiciones al menos hasta el cumpleaños 60 de Keith Raniere que será el próximo miércoles 26 de agosto. Salvo el 2019 que ya estaba detenido, al menos durante una década Raniere celebraba su onomástico durante una semana en unas instalaciones de la YMCA en la Riviera del Lago George al norte del estado de Nueva York. Ahí acudían cientos de seguidores a rendirle culto en un evento al que llamaban “Vangard-Week”.