El País (España), Milagros Pérez Oliva, 1.06.1996

La junta de gobierno del Colegio de Médicos de Barcelona ha decidido inhabilitar por dos años al colegiado Vicente Herrera, uno de los médicos españoles que ha aplicado el método Hamer a pacientes aquejados de cáncer. Concretamente, Vicente Herrera ha sido sancionado por haber aplicado el método a una paciente, Helena Lumbreras, que falleció después de que el facultativo le recomendara dejar el tratamiento de quimioterapia y radioterapia que seguía en el hospital Clínico de Barcelona.

Se trata de la primera resolución colegial relacionada con el llamado método Hamer, que pretende que enfermedades como el cáncer están causadas por un conflicto emocional y que pueden curarse mediante la resolución de estos conflictos. Los seguidores de Hamer recomiendan a sus pacientes abandonar los tratamientos oncológicos de eficacia probada científicamente.Precisamente ayer, la juez de Barcelona Anna Grau decidió desestimar el recurso presentado por la familia Lumbreras contra el archivo, decretado por la juez en mayo, de la causa abierta contra Vicente Herrera. La juez alegó que la justicia no podía “demonizar” el método Hamer si la comunidad médica no lo hacía previamente.. En el auto de rechazo, la juez alega que el escrito impugnatorio no añade, ningún elemento nuevo. El colegio considera que Herrera ha cometido dos faltas graves en este caso. La primera, haber aplicado unas teorías “sin validación científica”, que comportan “dejar de aplicarle [a la paciente] los tratamientos mundialmente establecidos para su enfermedad y para los síntomas de dolor que padecía”.

Ello supone, a juicio de la comisión deontológica, “cometer en el ejercicio de su profesión actos u omisiones que atentan contra la dignidad, el prestigio y la honorabilidad de la profesión médica”. Por esta falta, le corresponde un año menos un día de inhabilitación.

La segunda falta es “haber divulgado y presentando como idóneas y eficaces” las teorías del método Hamer, lo cual constituye “una imprudencia grave”. Por ello se le aplica otro año menos un día de suspensión en el ejercicio profesional. Vicente Herrera anunció ayer que recurrirá la sanción.

El Colegio de Médicos ha decidido al mismo tiempo archivar los expedientes abiertos contra Jorge Pérez Calvo y Juan Bautista Puget, en relación con el mismo caso.

El primero, “por inexistencia de Infracción deontológica en su actuación”, pero se advierte a este médico la obligación imperativa de abstenerse de practicar y divulgar por cualquier medio” el método Hamer.

En el caso de Puget, por “extinción de la responsabilidad disciplinaria”, aunque también se le advierte de la obligación de “no abandonar la medicina científica y las terapias de eficacia reconocida en las patologías graves”.