El Nuevo Herald (México), 18.10.2012

Autoridades estatales anunciaron el jueves la detención de uno de los líderes de una comunidad religiosa apocalíptica en el oeste de México por la reciente destrucción de escuelas públicas, en un caso que ha desatado tensiones por una oposición local a permitir la educación laica tal como lo establece la ley.

La Procuraduría de Justicia del estado occidental de Michoacán informó en un comunicado que detuvo a Cruz Cárdenas Salgado, la principal autoridad civil de Nueva Jerusalén, una comunidad regida por lo que consideran un mandato divino de la Virgen del Rosario que a través de una vidente habría dictado las normas a seguir para alcanzar la salvación cuando llegue el apocalipsis y que incluye el no recibir educación laica.

La dependencia estatal señaló que Cárdenas fue detenido el miércoles bajo cargos de daños en perjuicio de la Secretaría de Educación Pública y relacionada con la destrucción de las escuelas en julio en Nueva Jerusalén, en donde además de la educación formal se prohíbe la televisión, la radio, los bailes modernos, el alcohol e incluso jugar deportes en los que se use una pelota redonda por considerar que eso es un atentado contra el planeta.

La destrucción de la escuela desató una confrontación entre los seguidores de la Virgen del Rosario y algunos “disidentes” que se han inconformado con las reglas estrictas y que buscan que se otorgue educación laica dentro de la comunidad.

Autoridades estatales y federales han buscado mediar pero no han logrado resolver la confrontación dentro de la comunidad.

La Iglesia católica no reconoce a Nueva Jerusalén y considera que se trata de una secta.

La legislación mexicana establece que la educación primaria es obligatoria.

Cárdenas fue internado en un penal estatal, donde un juez deberá resolver en los próximos días si le inicia o no un proceso.

La historia de Nueva Jerusalén se remonta a junio de 1973 cuando dicen que una campesina de 63 años, Gabina Sánchez, escuchó una voz que resultó ser de la Virgen, quien se le apareció días después y le pidió acercarse a un sacerdote que se convertiría en el guía inicial del pueblo.

Desde entonces un sacerdote guía a Nueva Jerusalén apoyado en una autoridad civil.