EL PAÍS, El País,  Madrid – 05/05/1993

Varias obras de arte y decenas de piezas arqueológicas de supuesta procedencia ilícita y de considerable valor artístico han sido precintadas por orden judicial tras un registro efectuado en la sede madrileña de la asociación Nueva Acrópolis, situada en el número 22 de la Gran Vía, informó ayer la policía española. La investigación parte de la Policía de Finanzas italiana y no se ha detenido a ninguna persona perteneciente a la secta esotérica, calificada de neofascista.

Nueva Acrópolis, una secta internacional dedicada a difundir conocimientos esotéricos, y calificada como neofascista, tiene en la Gran Vía madrileña dos pisos de unos 300 metros cuadrados cada uno. Uno en la segunda planta, donde tienen lugar las conferencias y cursos culturales de la asociación, y otro -ahora precintado por la policía- donde permanecen las obras de arte de supuesta procedencia ilegal. Ayer un portavoz de la secta negó que el cuarto piso perteneciera a la asociación y no quiso hacer declaraciones sobre la actuación de la policía.Entre las piezas arqueológicas decomisadas -que van de los siglos XI al IV antes de Cristo y que proceden de excavaciones ilegales en distintas partes del mundo- figuran objetos etruscos, romanos, griegos, precolombinos, egipcios, chinos e indios. En el vestíbulo del cuarto piso estaban colgados, según la policía, dos cuadros: un tiépolo que representa a un anciano con barba blanca, y otro de la escuela veneciana del siglo XV, titulado Magdalena.

La nota policial española, que subraya el valor incalculable de muchas de las piezas, indica que el registro se hizo el pasado día 30 tras una petición italiana admitida por un juzgado de Madrid. En un comunicado de la Policía de Finanzas italiana, hecho público ayer en Roma, se decía que el piso servía de sede a una asociación cultural “gestionada por una maestra de nacionalidad argentina”, informa Efe. La nota añade que la operación ha permitido desarticular una banda de traficantes internacionales de piezas arqueológicas que actuaba con la cobertura de la asociación cultural.

Ordenadas y catalogadas

La policía española informó que, además de las 42 piezas que ha identificado la policía italiana, también se encontraron restos arqueológicos españoles de procedencia desconocida. Todas las piezas estaban ordenadas, restauradas y catalogadas en vidrieras. “Alguna vez subí al piso por alguna gotera”, cuenta el portero del inmueble, “pero no vi mucho porque las vitrinas estaban en habitaciones cerradas”.Ayer, la segunda planta de la sede de Nueva Acrópolis permanecía abierta y un joven con chaqueta y corbata azul que dijo que desconocía el caso entregaba información sobre conferencias como Bushido, la búsqueda del guerrero interior o La mística desconocida de los pieles rojas. “Nunca he visto ninguna obra de arte, aquí sólo damos conferencias”, insistía el joven.

Nueva Acrópolis está considerada corno una de las 40 sectas más extendidas del mundo. Fundada en Argentina en 1957, su líder es Jorge Ángel Liviraga, Jati, que difunde conocimientos de origen científico-fliosóficos mezclados con esoterismo, teosofía orientalismo e ideologías neonazis y paramilitares.