Pablo ordaz, EL País, Sevilla – 22/10/1992

La Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla subvenciona las actividades de la Asociación Cultural Nueva Acrópolis, una secta de ideología neofascista, considerada como “destructiva” en Europa. La subvención, de 50.000 pesetas, da derecho además a Nueva Acrópolis a insertar el sello municipal en su cartelería durante 1992. La delegada de Cultura, Enriqueta Vila, del Partido Andalucista (PA), asegura que hasta ayer desconocía las características de la secta, a la que sus responsables llaman escuela de filosofía”.

Pilar Salarrullana, ex diputada del CDS y promotora de la comisión parlamentaria para el estudio de las sectas en España, declaró ayer que la asociación Nueva Acrópolis está basada en una “doctrina pseudofilosófica con dos caras: una exterior, en la que se presentan como una. escuela cultural y filosófica, y otra interior, de carácter neonazi”.

Enriqueta Vila indicó ayer que la subvención es idéntica a la que recibieron otras 88 asociaciones culturales y garantizó que, hasta ayer, desconocía el carácter de secta de Nueva Acrópolis. Vila agregó que, dado el elevado número de peticiones de grupos culturales, su delegación optó por repartir a partes iguales los seis millones de pesetas disponibles.

La directora de Nueva Acrópolis en Sevilla, Silvia Lovazzano, defendió ayer el sistema de subvenciones utilizado por el gobierno de Rojas-Marcos, y se extrañó de que Enriqueta Vila quiera ahora retirarles la ayuda: “Seguimos siendo”, dijo, “Ios malos de la película porque la gente sigue sin tener ni zorra idea de lo que es Nueva Acrópolis”.