Zócalo (México), 12.02.2020

Las cuatro mexicanas acusadas por 80 personas en una corte en Nueva York, en el caso de la secta NXIVM pueden ser requeridas por el juez a pagar multas o entregar bienes inmuebles, para resarcir el daño que reclaman las víctimas en caso de que el fallo sea a favor de los demandantes.

De acuerdo con expertos en la materia, la ley en EU asienta que para que alguien gane una demanda civil tiene que probar su caso por una “preponderancia de pruebas”, es decir, que el juez debe creer que la demanda es más fuerte que los argumentos que presente la defensa.

Señalan que en este caso, de acuerdo con lo que señala la ley estadunidense, no será difícil para los abogados de las “víctimas” comprobar su acusación, ya que todos los cargos tienen relación con la demanda penal que halló culpable a Keith Raniere, cuya sentencia será leída en la Corte del Distrito Este de Nueva York, el 17 de abril.

Rosa Laura Junco de la Vega, Daniela Padilla, Loreta Garza y Mónica Durán formaban parte del primer círculo de “esclavas” de Keith Raniere, posición desde la cual estaban enteradas de la operación de la empresa criminal, motivo por el cual fueron incluidas en los cargos de crimen organizado.

Testigos en Monterrey, Nuevo León han visto recientemente Rosa Laura, Loreta y Daniela, acudiendo a eventos sociales con otras más del primer círculo de esclavas de Raniere, como Mariana Fernández y Carola Garza. “Se les ve demacradas y confundidas” dijo otra de las fuentes consultadas.

Conspiraron para cometer tráfico sexual

De acuerdo con la demanda colectiva en el caso NXIVM de Keith Raniere que llegó a la Corte de Nueva York, los acusados “conspiraron y participaron en una ’empresa’ para cometer tráfico sexual, esclavitud, trabajos forzados y trata de personas”

Se señala que Loreta trabajó directamente con Raniere en la creación y ejecución de un grupo secreto de mujeres al que denominaron “DOS” (Dominante sobre Sumiso), del que la mujer lideraba bajo el cargo de “First Line Master”.

Está acusada de dirigir Rainbow Cultural Gardens, una red mundial de jardines de niños que era auspiciada por la secta. Además es familiar política de los líderes de la franquicia de NXIVM en Monterrey.

En tanto, a Rosa Laura “N” se le señala de ser parte de The Knife, identificado como un instrumento propagandístico de la secta.

Según la demanda, ella también prestó unas casas en Monterrey para unas sesiones de “marcaje”, que consiste en marcar, con un fierro ardiendo, a las mujeres con las iniciales del líder de la secta.

Ganan su nivel

Uno de los aspectos investigados por las autoridades en EU, es sobre la forma en que funcionan las bandas y franjas en NXIVM.

De acuerdo al periodista Frank Parlato, el “Camino de la Franja” es el medio de avance dentro de la secta.

Los miembros de NXIVM reciben fajas de colores, que tienen el privilegio de usar alrededor del cuello en los cursos y eventos.

La adjudicación de cada una se basa en los servicios que de manera personal se efectúan para con NXIVM.

La decisión de promocionar es completamente arbitraria y, en última instancia, fue una decisión tomada exclusivamente por Keith Raniere.

Antes de su encarcelamiento, era posible que una mujer atractiva y delgada llegara a la cima con bastante rapidez a través de la tutoría personal de Raniere. En resumen, el color de la banda significa rango.

Blanco

Los miembros de menor rango de NXIVM son “estudiantes” que usan la faja blanca.

Probablemente ha habido más de 15 mil blancos. Quien paga el curso recibe una faja blanca.

En las clases, las fajas blancas aprenden a recitar alabanzas al Vanguardia (Raniere), a inclinarse ante él y aprender el golpe secreto.

Se puede obtener una banda blanca por tan solo 2 mil dólares.

Amarillo

El siguiente rango es el de un entrenador, que viste de amarillo. Trabajan gratis y pagan tarifas mensuales para mantener su faja amarilla. Trascendió que las mujeres se colocaban dicha faja rápidamente después de visitar a Raniere en su “biblioteca”.

Las fajas amarillas se pueden obtener por tan 25 mil dólares en efectivo y servicios. Más tarifas anuales. Cada franja adicional, hasta llegar a cuatro, cuestan otros 50 mil dólares.

Naranja

El siguiente rango permite que una persona sea elegible para ganar un salario (pequeño) o ganar comisiones para reclutar. Se llaman “Proctores” y usan la faja naranja.

Se han obtenido fajas naranja por 150 mil dólares en efectivo y servicios. Cada franja adicional cuesta alrededor de 100 mil dólares.

Verde

Por encima de las fajas de color naranja se alzan los “Supervisores” que visten el verde brillante, de los cuales en la historia de la secta solo se han registrado cerca de 20, en 20 años.

El costo para obtenerla asciende al millón de dólares. Además se aseguran ingresos promedio de 90 mil dólares.

En esta categoría se encontraba Emiliano Salinas, su hermana Cecilia, así como las hermanas Loreta y Jimena Garza.

Azul

El siguiente rango es el de un Consejero, que viste de azul, del cual presuntamente solo se ha registrado un caso con faja azul, el de Edgar Boone, miembro y pionero del reclutamiento mexicano y los esfuerzos de contrabando de efectivo.

Para acceder a este, el costo sería de 5 millones de dólares, con ingresos de 200 mil.

Púrpura

El último y más alto rango es el Consejero principal, que usa la faja púrpura. Solo han identificado dos fajas moradas en la historia de NXIVM. Ambas eran novias de Keith Raniere