Dentro de la secta de Osho, el «guru del sexo», contado por su guardaespaldas

By | 2018-06-13T14:12:47+00:00 12 junio, 2018|Movimiento Osho|

ABC (España), 12.06.2018

El polémico lider espiritual Bhagwan Shree Rajneesh, más conocido como Osho, se ha puesto en el candelero mediático gracias al documental de Netflix «Wild Wild Country», en el que se disecciona sus delirios como cabecilla de una secta con miles de fieles en el estado de Oregón. Ahora, el que fuera su guardaespaldas, ha hablado con la BBC sobre el popular autor de bestsellers de autoayuda.

Osho se estableció en Estados Unidos en 1981 con la idea de establecer una comunidad basada en el amor. Pero tras extremas tensiones con el resto de residentes, que incluyeron intentos de asesinato, además de múltiples problemas legales e incluso el terrible envenenamiento masivo que provocaron a sus vecinos y que, según este medio británico, todavía se considera el mayor ataque terrorista biológico en la historia de Estados Unidos, la construcción de la comunidad basada en la bondad acabó mal.

Huhg Milne, el guardaespaldas de Osho, ha relatado a la cadena pública británica sus peripecias durante una década en la secta del conocido «gurú del sexo». Durante ese período, Osho se acostó con su novia y lo envió a hacer trabajos forzados. Hugh reconoce que estuvo celoso y se planteó abandonar el lugar de meditación, pero siguió porque «sabía que él era un gurú del sexo. Era parte del proceso».

Las reuniones cara a cara con él, las llamadas «dharsans», eran «muy reveladoras», según su opinión. Milne explica que en esa época Osho en la India cuando le conoció, el gurú tenía 40 años y tenía «dharsans especiales» con sus seguidoras a las cuatro de la mañana. «Se ganó el apodo gurú del sexo en parte porque hablaba mucho de sexo y orgasmos en sus conferencias públicas y por otra parte porque se sabía muy bien que se acostaba con sus seguidoras», explica Milne a la BBC.

Durante muchos años, Milne fue el guardaespaldas de Bhagwan. Su misión era evitar que sus seguidores le tocaran porque lo consideraba desagradable y no lo soportaba. En esos 10 años que Milne estuvo con él, Rajneesh hizo crecer la comunidad de «20 a 20.000 seguidores». Sin embargo considera que esta creación se convirtió en un monstruo y decidió abandonarla.

¿Cómo se unió a la secta? En 1973, con 25 años tras convertirse en osteópata, se fue a la India para seguir los pasos de Bhagwan Rajneesh. «Pensé qué ser tan magnifico, sabio, amable, amoroso y consciente que es», le dijo a la BBC. De hecho, escribió un libro sobre él llamado «El dios que falló». Durante siete años, Milne fue uno de los sanniasines de más alto rango alrededor de una figura. Tras salir de este círculo paso desubicado unos meses e incluso tuvo que ingresar en un hospital psiquiátrico. Ahora, tiene 70 años y se ha establecido en California.

Respecto a la mudanza a Oregon de la secta y toda la controversia que tuvieron con sus vecinos, que implicó su intimidación e incluso la conspiración para matar a funcionarios, Milne explica que él ya se había ido de la comuna cuando ocurrieron los hechos descritos en el documental de Netflix.