International Bussiness Times, Miguel Portillo, 29.08.3011

El lìder polígamo de una secta religiosa Warren Jeffs está en coma y podría no sobrevivir, dijo una fuente a ABC News.

Jeffs, de 55 años de edad, fue llevado al Centro Médico East Texas en Tyler el domingo por la noche en condiciones críticas. Había estado ayunando por los tres días pasados y llegó a estar tan débil que los doctores en la prisión de Texas donde está cumpliendo una sentencia de por vida, le indujeron el coma, según la fuente.

«Jeffs no ha comido o tomado bebidas como debía», dijo el vocero de la prisión de Texas, Jason Clark en un comunicado. «Indicó que no estaba en huelga de hambre sino en ayuno. El preso también tiene otras condiciones médicas que han incrementado al grado de necesitar de hospitalización».

Clark dijo que no podría proveer más información en las otras condiciones médicas.

Anteriormente este mes, el líder de la Iglesia Fundamentalista de Cristo de Los Santos de los Últimos Dïas, una secta mormona polígama, fue declarado culpable de acoso sexual a dos menores de edad, miembras de su secta a quienes él declaró sus esposas de «matrimonios espirituales».

En octubre, Jeffs tiene programado ir a juicio por segunda ocasión para enfrentar cargos de bigamia de primer grado. De ser culpable podría ser castigado hasta com 99 años de prisión incluyendo una multa de 10,000 dólares.

Una extensa cobertura del caso por parte de los medios de comunicación ocasionó que las autoridades de la cárcel trasladaran a Jeffs a una celda solitaria en la Unidad Powledge en Palestina, Texas. La Facilidad Médica East Texas es la más grande y más cercana a la Unidad Powledge.

Michelle Lyons, vocera del Departamento de Justicia Penal de Texas le dijo a ABC News, que Jeffs está en «condición crítica pero estable», pero añadió «no puedo confirmar si está en coma».

Las políticas privadas de salud prohíben a las autoridades en la cárcel publicar información específica en cuanto a la condición médica de Jeffs.

«Él le dijo al personal que estaba ayunando», dijo Lyons «pero él actualmente está recibiendo tratamiento para otras irregularidades y condiciones médicas».

Jeffs está en la cárcel sirviendo una condena de cadena perpetua sin oportunidad de libertad por 45 años. Debe servir por lo menos 35 años de una sentencia de vida por una de las acusaciones de sexo con niños y al menos 10 años por las otras acusaciones.