UniVision (Estados Unidos),  30.08.2016

Se llama Lyle Jeffs, se le señala como líder de una secta que exalta la poligamia en Utah, está en fuga y por información sobre su paradero las autoridades federales ofrecen una recompensa de 50,000 dólares.

Lyle es hermano de Warren Jeffs, el líder encarcelado de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que operaba en la frontera entre Utah y Arizona.

Eric Barnhart, agente especial del FBI a cargo en Salt Lake City, dijo este lunes en una conferencia de prensa que Lyle Jeffs estaba en libertad condicional desde junio, a la espera de un juicio por cargos de fraude con cupones de alimentos.

De acuerdo con una nota en la página digital del FBI, la acusación fiscal alega que los líderes de la secta desviaron a sus empresas los beneficios obtenidos por negocios con sus miembros “con fines ilegales”. Jeffs y otros 10 miembros de la secta fueron detenidos en febrero, acusados de desvío de al menos 12 millones de dólares en beneficios federales.

Todos ellos se han declarado no culpables de los cargos de fraude y lavado de dinero.

El juez de distrito Ted Stewart le había concedido el 9 de junio la libertad supervisada; los fiscales advirtieron que el hombre podía utilizar varias casas para ocultarse y grandes cantidades de dinero en efectivo para eludir su captura.

Dos semanas después de la decisión, efectivamente logró quitarse del tobillo el brazalete con el GPS y huir.

“Cuando alguien tiene gente dispuesta a ocultarlos, puede esconderse por un tiempo, pero no por siempre”, declaró el agente Barnhart, citado por la AP.

El oficial recordó que Warren Jeffs fue incorporado a la lista de los más buscados por el FBI en 2006 y ahora está preso en Texas.

Warren Jeffs fue capturado durante una parada de tráfico rutinaria, tres meses después de aparecer en la lista.

Cumple una sentencia de cadena perpetua tras ser declarado culpable de agredir sexualmente a las niñas que consideraba novias.

Lyle Jeffs se considera armado y peligroso, pero el FBI no tiene planes para añadirlo a la lista de los más buscados, dijo Barnhart.

Los miembros de la secta creen que la poligamia trae exaltación en el cielo.

El grupo es una rama de la corriente principal mormonismo, que rechazó la poligamia hace más de 100 años.